CAPÍTULO 7 : RELATO 6 Los Shelly Soler Montserrat Shelly Soler

¿Quién fue Montserrat Shelly Soler?
Bahía de Alcudia, antes de 1939
Imagenes de la Bahia de Alcudia donde vivió sus últimos años Montserrat Shelly Soler.
Fuente:  Todocoleccion.net     

“Entonces surgieron las islas luminosas de un azul tan puro y
tan violento que excedía al fulgor del firmamento…”

Sophia de Mello Breyner Andresen.

Árbol Genealógico de Montserrat Shelly Soler.
Fuente: Investigación interna, www.myheritage.es
Ampliar imagen

Monserrat Shelly Soler, a diferencia de sus hermanos varones no nació en Puerto Rico, si bien vivió en dicho país en distintos momentos de su vida. No ha sido posible localizar su partida de nacimiento, pero todo indica que, al igual que su hermana Josefina, nació en Barcelona. Muy probablemente, su nacimiento fue en el año 1905, a tenor de los datos de una hoja censal de 1940, de la ciudad de San Juan de Puerto Rico; en ella se señala que en aquella fecha tenía 35 años.

Montserrat Shelly Soler en la Bahia de Alcudia (Mallorca).
Fuente:  Álbum de Carmen Shelly Larraondo..     

Montserrat Shelly Soler murió sin descendencia, en un hospital mallorquín, cercano a Alcudia. Muy probablemente, en el hospital Son Dureta, inaugurado una década antes de su fallecimiento. Tampoco ha sido posible localizar su certificado de defunción, por lo que la fecha de su deceso es estimada. Fuentes orales familiares indican que murió cuando su sobrina Guegue tenía unos tres años de edad, por consiguiente, cabe pensar que el deceso ocurrió a mediados de los años 60.

La infancia de Montserrat Shelly Soler transcurrió en Barcelona. Ha sido posible hacerse con algunos de sus escritos y dibujos infantiles. Uno de sus escritos, localizado en el álbum de recuerdos de su abuela paterna, Carolina Correa Sotomayor, es una carta a los Reyes Magos; Carolina debió tener una cierta predilección por su nieta Montserrat puesto que incluso conservó el primer mechón de pelo que le cortaron. Por el contenido y la tipología de letra de la mencionada carta, comparada con la de otros de sus escritos, es pensable que fuera escrita entre los cinco o seis años de edad. La carta refiere juguetes de dos grandes almacenes de Barcelona, hoy desaparecidos; cita los almacenes Jorba, en aquella época situados en la calle del Call, y los almacenes El Siglo, ubicados siempre en la Rambla. La cita de ambos almacenes apunta a que, durante su infancia, Monserrat vivía en la Ciudad Condal.

Carta a los Reyes Magos escrita por Montserrat Shelly Soler.
Ver la transcripción
Fuente:  Álbum familiar de Carolina Correa de Sotomayor.     
Carta a los Reyes Magos escrita por Montserrat Shelly Soler.
Transcripción

Queridísimos Reyes de Oriente. Desearía me trajeses un Pupitre para que podamos sentarnos las dos. Como el de Jorba y también un Coche Como el del Siglo y un costurero y su ajuar.

Montserrat

Queridísimos Reyes de Oriente. Desearía me trajeses un Pupitre para que podamos sentarnos las dos. Como el de Jorba y también un Coche Como el del Siglo y un costurero y su ajuar.

Montserrat.

Manuela Soler Borges guardó algunos otros dibujos y escritos de su hija Montserrat, que han llegado hasta nuestros días. Resulta curioso observar que los escritos de su hermana Josefina, guardados también por su madre, corresponden al año 1909 y los de Monserrat al año 1917. En ambos años España sufrió una importante crisis política y social; crisis que hicieron tambalear fuertemente al Gobierno, quedando seriamente debilitado y evidenciándose la creciente descomposición del periodo político vigente, conocido por la Restauración. Quizás Manuela Soler Borges, madre de Montserrat, guardo los escritos de sus hijas de dichos años, al asociarlos a la situación que vivió en Puerto Rico, cuando dicho país pasó a EE.UU. y tuvieron que abandonar el país

Uno, de los dibujos, realizados por Montserrat, corresponde a la silueta de un cupido; en su parte inferior, escrito con letra materna, puede leerse su nombre y la fecha de realización, 24 de mayo de 1917. Hay, también, un escrito, datado en el mismo año, con un verso de Montserrat dedicado a una de sus amigas, llamada Mercedes. Por los comentarios maternos añadidos a otro de los textos conservados, que loa a la Virgen del Pilar, se sabe que fue premiado en los Juegos Florales de la escuela a la que asistía de las Madres Teresianas.

1.- Dibujo realizado por Montserrat Shelly Soler, 1917.
1.- Dibujo realizado por Montserrat Shelly Soler, 1917.
2.- Mechón de pelo de Montserrat Shelly Soler.
2.- Mechón de pelo de Montserrat Shelly Soler.


Fuentes:   1.- Álbum de recuerdos de Manuela Soler Borges.   2.- Álbum familiar de Carolina Correa de Sotomayor     

Verso escrito por Montserrat Shelly Soler dedicado a su amiga Mercedes.
Fuente:  Álbum familiar de Manuela Soler Borges.     
Verso. 2ª Estrofa
Es tan tierno el corazón
de esta niña jovencita
que tiene una carita
parecida a la de un sol
y tiene su corazón que
se roba y embellece y tan
grande la cabeza como
la de un Cicerón.
Tiene unos ojos tan bellos
que parecen dos luceros
que alumbran sin cesar.
Tiene un talento tan grande
que no se puede eclipsar y un corazón
tan amable que en él reina la bondad.
Tiene unas manos tan blancas
como la nieve y jazmín y unos ojos tan
hermosos como los de un serafín





FIN
Montse Shelly a su amiguita Mercedes ¿?????
Tiene su rostro tal sonrisa que me
causa admiración y es tal mi gran
emoción que no la puedo dejar
Tiene un tipito trasero unos labios
de carmín una boquita de cielo
y el cuerpo de un serafín
Tiene esta niña un pelo que no
se puede tocar y una boca tan
bonita que me ha llegado a
encantar. Es ¿???????? una
monada en materia de
bondad y que eclipsa a todas
juntas cuando se pone a jugar.
Son sus ojos dos luceros que iluminan
sin cesar y que al partir
de su lado uno se pone a llorar.

Escrito de Montserrat Shelly Soler dedicado a su amiga Mercedes ¿??
Fuente:  Álbum familiar de Manuela Soler Borges.     
¡Viva la Virgen del Pilar!
Barna 7 de 1-1917


Sra. María Sánchez
Queridísima María con mucha alegría recibí tu cartita en la que me dices vas a recibir a nuestro buen Jesús que está esperando con los brazos abiertos y mucho más el saber que tu como buena hija ardes en deseos de unirte a él. Procura mi buena amiga que no te seduzcan las joyas y los regalos con que has de enga?? Ese memorable día si no que a imitación de la Santísima Virgen seas humilde y sobre todo modesta pues sin estas cualidades no puedes recibir como se debe al Divino prisionero del sagrario nuestro buen Jesús. Te voy a contar una historia de la que puedes sacar gran provecho para tu alma era una niña blanca como la nieve rubia como las espigas doradas por el sol en las mismas circunstancias tuyas tenía que hacer su primera comunión más la infeliz Luisa en vez de pensar en la dicha que le esperaba se entretenía en bagatelas no ponía atención a las explicaciones que buen sacerdote le hacía y así llegó el día de su primera comunión sin pensar con lo que iba a recibir como se puede ir a una diversión después de recibir el sacratísimo cuerpo de Jesús no se ocupó más de él hasta que se dejó oír en su alma con una voz triste que revelaba al verse así despreciado. No me dices nada háblame estoy ansiosa de oír tu voz”: pero Luisa permanecía muda y con triste acento exclamó.
“Por todo el mundo te afanas de todo te ocupas. Si pero de mí del Sagrado corazón…….no. ¡A mi nada!
Así acaba esta triste historia en la que puedes ver la ingratitud de los hombres. Después de haberla leído, ¿no te sentirás con ganas de volar al Sagrario y unirte a él? Que es lo único que puedes esperar te recibirá como amoroso padre que estrecha entre sus brazos a su más querido hijo.
Recibe mi querida Maria todos los besos que te quiere dar tu amiga que desea seas siempre muy feliz.

Montse Shelly.

Siendo muy joven, Montserrat Shelly Soler se casó a distancia, por poderes, con un médico peruano llamado Carlos Alberto Castillo González de Mendoza. Tras cruzar el Atlántico, para iniciar su vida en común, comprobó que su marido llevaba una doble vida y tenía hijos con otra mujer. La pareja no llegó a convivir y, tras años de separación, se divorciaron oficialmente en Perú, en el año 1931.

Nota al margen del certificado del segundo matrimonio de Montserrat Shelly Soler en la que se dice que era divorciada.
Fuente:  Juan Basanta     
Que la contrayente era divorciada de Carlos Alberto Castillo González de Mendoza, del cual se divorció en Perú en 1931. Que de dicho matrimonio no nacieron hijos.

Diversos censos oficiales prueban que Montserrat Shelly Soler tras divorciarse de su primer marido vivía en España. Sin embargo, fuentes orales de la familia explican que se dedicó a viajar por diversos lugares del continente americano, permaneciendo largos periodos en California y en Puerto Rico. Los mismos comentarios familiares señalan que, Montserrat, además de ser una mujer muy guapa, era de costumbres e ideas avanzadas a su tiempo; una mujer que, tras su desengaño matrimonial, decidió romper fronteras y vivir por ella misma.

Según consta en el censo de San Juan de Puerto Rico del año 1935, Montserrat Shelly Soler estaba casada con James Herbert Moore y ambos vivían en España. El dato se contradice con la información del certificado de matrimonio en el que consta que se casaron el 3 de noviembre de 1938, en dicha ciudad portorriqueña.

El marido de Monserrat era mucho más mayor que ella. Los comentarios familiares le califican como un hombre muy apuesto y educado. Las mismas fuentes señalan que James siempre llamó, cariñosamente, a Montserrat con el apodo de Maikal. A James, en España y en Puerto Rico, se le conocía como James Herbert Moore, pero en EE.UU. su nombre oficial era Herbert James Moore, constando ambos en su obituario.

Nota al margen del certificado del segundo matrimonio de Montserrat Shelly Soler que pone de manifiesto James Miller Moore era divorciado y había tenido dos hijas.
Fuente:  Juan Basanta     
Que el contrayente era divorciado de Lucila Millar Moore, en julio de 1932. Y que de dicho matrimonio nacieron dos hijas nombradas Bárbara y Janet, de las cuales Bárbara murió y Janet vive en California.

El certificado de matrimonio indica que James Moore Herbert se había casado en primeras nupcias con Lucila Miller Moore, miembro de una importante familia de banqueros, cuyo padre había sido el presidente más joven de The Iowa National Bank. De este primer matrimonio, había nacido Bárbara, fallecida mucho antes del segundo matrimonio de su padre y Janet que vivía en California.

Certificado del segundo matrimonio de Montserrat Shelly Soler.
Ver en formato PDF
Fuente:  Juan Basanta     
Certificado de la Celebración de Matrimonio

Yo, Francisco del Valle Je,..., mayor de edad, de estado casado..., de profesión abogado... y vecino de San Juan en mi carácter de juez municipal..., celebré en San Juan a las 5 de la tarde del día 3 de noviembre de mil novecientos 38, el matrimonio que de su libre y espontánea voluntad contrajeron ante mi Herbet J, Moore y Monserrat Shelly, certificando la celebración de tal acto los testigos presenciales del mismo Ángel Avilés Negrón, mayor de edad, de estado casado, de profesión arquitecto y natural de San juan y avecindado en la casa nº 3 de la calle de Suau, de San Juan , y Antonia Suau de Avilés, mayor de edad, de estado casad, de profesión doméstica, natural de San Juan y avecindada en la casa nº 3 de la calle de Suau, de San Juan.
San Juan , P.R. 3 de noviembre de 1938
Siguen todas las firmas
Transcrito hoy día 4 de noviembre de 1938, bajo el No 3/6 del libro de matrimonios
San Juan , P.R. 4 de noviembre de 1938
Sigue la firma del registrador...

James Moore Herbert era natural de Ilfracombe, distrito de North Devon, Devon, Inglaterra y había nacido el 24 de julio de 1886. Cuando se casó con Monserrat estaba nacionalizado en EE.UU.. A su muerte, el 17 de julio de 1974, fue enterrado en el Olema Cemetery, del Condado de Marin, California.

En la lápida de la tumba del marido de Montserrat Shelly Soler puede leerse la inscripción “1st Lt US Army, WWI”. Indica su condición de militar. Las siglas “1st Lt” indican que era “first lieutenant”, es decir primer teniente; las iniciales “US Army” corresponden a la abreviación de “United States Army”, en español Ejército de los EE.UU.; finalmente, “WW1” es la abreviación de “World War1” o Primera Guerra Mundial. Así pues, James Moore Herbert había sido “1er Teniente de las Fuerzas Armadas de los EE.UU.” durante la Primera Guerra Mundial. Combatió desde su inicio en 1914 con 28 años de edad, hasta su fin en 1918, en uno de los conflictos bélicos más mortíferos de la historia y en el que murieron más de 9 millones de combatientes y 7 millones de civiles.

Lápida de la tumba del marido de Montserrat Shelly Soler en el Olema Cemetery, del Condado de Marin, en California, EE.UU.
Fuente: Find_a_Grave
Ampliar imagen

Lápidas del la primera mujer de James Herber Moore y de su hija con esta.
Fuentes:  Find_a_Grave 1   Find_a_Grave 2     
Lucelia Miller Moore.
Lucelia Miller Moore.
Janet Lucelia Moore West.
Janet Lucelia Moore West.

Mansión Doheny en Los Ángeles, en cuyo diseño participó Herbert James Moore, marido de Montserrat Shelly Soler.
Fuente:  Beverlyhills.org     

James Moore Herbert además de combatiente era arquitecto. Es este un hecho constatado, más allá de la información oral de quienes lo conocieron. Así, en el archivo histórico de arquitectos del American Institute of Architects consta que, entre los años 1921 y 1934, era miembro de dicha institución y ejercía profesionalmente en California. También, consta su profesión de arquitecto en el censo de Puerto Rico del año 1940. Así mismo, en su memorial se explicita que fue un arquitecto de renombre mundial participe del diseño de la mansión Doheny en Los Ángeles y del rediseño de la Mansión del Gobernador en Puerto Rico; anecdóticamente cabe decir que la Doheny Mansion, situada en Beverly Hills y también conocida como Greystone Mansion, fue un regalo del magnate petrolero Edward L. Doheny a su hijo Edward "Ned" Doheny.

Censo de Puerto Rico en el que constan Montserrat Shelly Correa y su marido, año 1940.
Fuente:  Juan Basanta     

Los datos censales del año 1940 de la ciudad de San Juan de Puerto Rico señalan que el matrimonio Moore & Shelly vivió en dicha ciudad; concretamente en el 21 de la calle Dr. Betances (Cruz), Catedral, San Juan. Años más tarde, Montserrat y James trasladaron su residencia habitual a la ciudad mallorquina de Alcudia; un lugar alejado, en aquella época, de la presión turística y en el que tan sólo había un pequeño grupo de turistas ingleses llegados a principios del siglo XX. En ella se construyeron una casa en la que vivieron hasta, prácticamente, el final de sus vidas. Es muy probable que se instalaron en la nueva residencia hacia mediados de los años 50, quizás coincidiendo con la jubilación de James.

De solteras, Isabel (Mami) y Carmen Shelly Larraondo, solían pasar un par de semanas del verano junto a sus tíos Maikal y James, en Alcudia. Los recuerdos de Carmen aportan la existencia de tres únicas casas edificadas en la zona en la que vivían; la suya, la de unos ingleses y la una familia catalana relacionada con empresas de alimentación. Todo apunta a que era una zona de pinares cercana a la bahía. El urbanismo del lugar ha dado un giro copernicano y resulta muy difícil situar sobre el terreno los antiguos recuerdos paisajistas de su sobrina Carmen. En los años 60, en Alcudia se inició el boom turístico y se construyó una gran urbanización con todo tipo de servicios de ocio, denominada Ciudad de los Lagos; su promotor inicial fue un destacado empresario catalán del mundo de la alimentación y la construcción, Nicolás Riera Marsà; quizás fuese su familia quien ocupase una de las dos casas situadas junto a la de Jame y Montserrat.

Anecdóticamente, cabe comentar que siendo jovencita quien escribe este relato, oyó comentarios sobre el alto tren de vida y la intensa actividad de relación social que llevaban Montserrat y James. Tiene también vagos recuerdos de unas fotografías de su casa de Alcudia que rondaban por casa de Mami. Es la imagen de un enorme porche, con grandes arcadas en un edificio estucado en blanco en el que destacaba el color lila de unas enormes buganvillas; es también, el recuerdo fotográfico del interior de una casa con todos los muebles de obra, estucados en blanco y combinados con madera de pino.

Rincón de la Aucanada en Alcudia, el paraíso mallorquín en el que vivió y murió Montserrat Shelly Soler.
Fuente: Todocoleccion.net
Ampliar imagen

Posiblemente, James y Montserrat Shelly Soler desconocieran la vida anterior de uno de sus vecinos de verano, en la tranquila Alcudia. Relativamente cercana a su casa se encontraba la de Otto Skorzeny, coronel de las temidas Waffen SS y jefe de operaciones especiales a las órdenes directas del Fürher. La cicatriz que atravesaba la mitad izquierda de su cara es todavía hoy un recuerdo vivo entre los lugareños más viejos de la localidad alcudiense. En la España de mediados de siglo XX, el punto de mira de las autoridades no estaba puesto en esta índole de indeseable vecinos. La preocupación, especialmente la de los mandos eclesiásticos, se centraba en la “revolución” de las costumbres que aportaban las extranjeras que visitaban la isla. El uso que hacían de prendas playeras, como el bikini, al parecer alteraba la “moral imperante”. Sabemos a ciencia cierta que Montserrat Shelly Soler lo usaba, posiblemente, fuera la primera Shelly en llevarlo.

Casa de Alcudia en la que pasaba los veranos Otto Skorzeny, coronel de las Waffen SS alemanas.
Casa de Alcudia en la que pasaba los veranos Otto Skorzeny, coronel de las Waffen SS alemanas.
La gran cicatriz de Otto Skorzeny en su mejilla le valió el apodo del “caracortada.“
La gran cicatriz de Otto Skorzeny en su mejilla le valió el apodo del “caracortada.“


Fuente:   Diario de Mallorca, 23 enero de 2008     

James, marido de Montserrat Shelly Soler, comenzó a sufrir despistes y desorientaciones, siéndole diagnosticada la enfermedad de Alzheimer. En paralelo, a ella le detectaron un cáncer terminal. Consciente de la gravedad de ambas enfermedades, Monserrat conectó con Janet, hija del primer matrimonio de James, pidiéndole que se hiciera cargo de su padre. Lo organizó todo para que éste regresara a California con su hija, en las mejores condiciones materiales. Así mismo, mandó sacrificar a todos sus queridos perros y, finalmente, se recluyó en una residencia hasta los últimos días de su vida.

Escrito por Rosa María Pujol Vilallonga
Espero que os haya gustado. No os perdáis el siguiente CAPÍTULO...
Agradecimientos de este Capítulo (7)


Todavía no está publicado


Compartir:  
EN ESTE CAPÍTULO:
Los Shelly Soler

CAPÍTULO ANTERIOR:
Los Shelly Correa

CAPÍTULO INICIAL:
Origen irlandés de la rama familiar Shelly

Añade aqui tu comentario sobre Montserrat Shelly Soler
Usar el email: info@shelly.es, para facilitar cualquier información adicional. Gracias