CAPÍTULO 7 : RELATO 1 Los Shelly Soler Luís Shelly Correa

¿Quién fue Luís Shelly Correa?
Imagenes de Humacao, Puerto Rico, donde vvió Manuela Soler Borges.
Fuente:  Archivo histórico y fotográfico de Puerto Rico. Copyright 2009 Rodriguez archivos LLT.     

Mas ¿qué importan a mi vida las playas del mundo?
Es ésta solamente quien clava mi memoria.

Luis Cernuda.

Árbol Genealógico de Luís Shelly Correa.
Fuente: Investigación interna, www.myheritage.es
Ampliar imagen

Luís Shelly Correa, tal y como se ha explicado en el capítulo 6 relato 11, nació en Alicante el 15 de mayo de 1868 y era el penúltimo de los hijos de Tomás Shelly Calpena y Carolina Correa Sotomayor. Como también se ha comentado, inició su carrera en la Administración de Hacienda a los catorce años de edad, prestando sus servicios en Cuba, desde 1882 hasta 1889, en las localidades de Nuevitas, La Habana y Santiago de Cuba.

Luis Shelly Correa y su mujer Manuela Soler Borges.
Fuente:  Álbum de Carmen Shelly Larraondo.     

Según los datos que constan en su hoja oficial de servicios, en marzo de 1889, Luis Shelly Correa dejó su plaza en Santiago de Cuba, para ocupar otra en la localidad de Humacao en Puerto Rico. Se desconoce si fue un traslado obligado o a demanda propia. Resulta extraña esta última posibilidad, dado que el salario global anual en Humacao era inferior al de Santiago de Cuba. Es posible que fuese una acción obligada ya que, en 1888, Cuba había perdido importancia para la Corona española y buscaba incrementar el control hacendístico en Puerto Rico. También, es posible pensar que dadas las circunstancias, Luis Shelly Correa considerase que había mayor posibilidad de ascender en la escala funcionarial en la Isla portorriqueña. Por otro lado, puede que la decisión fuera voluntaria y relacionada con negocios familiares pensando que Puerto Rico ofrecía más posibilidades, ante una Cuba en declinación productiva y económica. A todas las razones citadas, cabe sumar el hecho de que en Cuba se vivía un ambiente difícil de entreguerras, en el que emergían con gran fuerza las ideas anticolonialistas e independentistas.

Sea como fuese, lo cierto es que Luis Shelly Correa tomo posesión de su nueva plaza en la localidad portorriqueña de Humacao, en marzo de 1889. Permaneció en la misma casi cinco años, hasta que pasó a ocupar una plaza en Mayagüez y, posteriormente, otra en la capital puertorriqueña de San Juan. En ella permaneció hasta que Puerto Rico pasó a formar parte de Estados Unidos en 1898. Fue en su primer destino portorriqueño, Humacao, cuando tres años después de su llegada, en 1892, se casó con Manuela Soler Borges; un matrimonio del que nacerían cuatro hijos, como se explica en los siguientes relatos de este mismo capítulo.

Destinos de Luis Shelly Correa en Puerto Rico (1889 – 1898).
Fuente:  PARES. Portal de archivos españoles     
FECHA DESTINO CARGO
Marzo 1889 Humacao Nombrado oficial quinto de la Administración local de Humacao, por el Ministerio de Ultramar, a propuesta de la Intendencia general.
Mayo 1890 Humacao Nombrado oficial cuarto de la Administración de la Tesorería general de Hacienda de la isla de Puerto Rico, por el Ministerio de Ultramar.
Mayo 1891 Humacao Nombrado oficial cuarto “Visitador Investigador de subsidios“ dependiente de la Intendencia General de Hacienda.
Enero 1893 Humacao Nombrado oficial tercero Administrador local de Puertos y Aduanas de Humacao, por el Ministerio de Ultramar.
Junio 1896 Mayagüez Nombrado oficial Segundo de la Contaduría de la Intervención General de la Administración del Estado, por el Ministerio de Ultramar.
Diciembre 1896 Mayagüez Nombrado oficial segundo “Visitador de Rentas y Aduanas” por el Ministerio de Ultramar.
Noviembre 1897 San Juan Nombrado oficial segundo de la Administración de Rentas y Aduanas de San Juan, por el Ministerio de Ultramar.
Agosto 1898 San Juan Nombrado Tesorero Central de Hacienda a propuesta del Gobernador General de Puerto Rico.

El Puerto Rico en el que vivió Luis Shelly Correa era una colonia española desde hacía cuatro siglos y, al igual que Cuba, durante todo este largo periodo, era una Capitanía general dependiente del Virreinato de Nueva España. Era, también, un país en el que el sentimiento nacionalista e independentista estaban en plena ebullición y reivindicación ante la Corona española. Puerto Rico siempre fue visto por ésta como un baluarte militar y nunca como una potencial zona productiva y comercial rentable. Para España su valor, lejos de ser de tipo económico, era estratégico. Su ubicación geográfica había convertido a la Isla en el enclave militar español más importante del Caribe, en un punto de partida de exploración de nuevos territorios hacia el continente americano, y en un lugar idóneo para repeler intrusiones de piratas y potencias europeas. En el Puerto Rico colonial el poder político estuvo siempre supeditado al militar y sus Gobernadores generales fueron, a su vez, Capitanes generales. La capital, San Juan, con su plaza totalmente amurallada y fortificada es la mejor expresión de la condición castrense de la Isla; una construcción del año 1521, primer bastión del país, vivienda de los primeros gobernadores portorriqueños y hoy en día museo.

Casa Blanca en el viejo San Juan de Puerto Rico, entre 1889 y 1896.
Fuente: Álbum familiar de Manuela Soler Borges.
Ampliar imagen

En un marco colonial cada vez más agonizante, Luis Shelly Correa ocupó una plaza de la Administración de Hacienda en distintas poblaciones portorriqueñas. Fueron sus destinos, Humacao, Mayagüez y San Juan, poblaciones, todas ellas, con aduana y puerto marítimo apto para el comercio exterior. La presencia de una Aduana General de Puerto Rico era esencial en un país en que el contrabando se había convertido en la actividad económica de mayor importancia. Hacía muchos años que el comercio ilegal constituía la forma de vida más habitual en casi todos los niveles de la sociedad. Constituía una actividad nacida, tras agotarse el escaso oro isleño, del aislamiento, el descuido y la represión ejercida por la Metrópoli española sobre una economía agrícola y ganadera de subsistencia. En los inicios del XIX, el aumento de población, fruto de las oleadas emigrantes, el beneficio de la explotación libre de la tierra y la llegada de mano de obra de esclavos traídos de África, dinamizó la agricultura y el comercio exterior del azúcar y el café. Fue un desarrollo comercial acompañado de un incremento del papel fiscal y del control comercial de la Aduana General de Puerto Rico; una tarea difícil en una sociedad regida por tanto contrabando.

El primer nombramiento de Luis Shelly Correa, en territorio portorriqueño, fue como Oficial 5º de la Administración local de Humacao y lo hizo el Gobernador general a propuesta de la Intendencia general de Puerto Rico. La designación se publicó, el 4 de diciembre de 1888, en la Gaceta de Puerto Rico. Dicho periódico fue el primero en salir impreso y, desde su primer número, en diciembre de 1806, fue el órgano oficial de comunicación del Gobierno español en la Isla, Durante todo el siglo XIX, cualquier aviso oficial, se publicaba en dicho periódico. Ello ha hecho posible rastrear todos los nombramientos oficiales de Luis Shelly Correa. Unos nombramientos que, también, están recopilados en su expediente personal oficial, localizable en el Portal PAREs de los Archivos españoles; en ellos consta que, el 27 de marzo de 1889, el Ministerio de Ultramar confirmó el nombramiento de su plaza en Humacao con un sueldo anual de 300 pesos y un sobresueldo de 400 pesos.

Nombramiento por parte del Ministerio de Ultramar de Luis Shelly Correa como Oficial 5º de la Administración de Hacienda y Aduana de Humacao, 27 de marzo de 1889.
Fuente:  PAREs. Portal de Archivos españoles.     
Ministerio de Ultramar.

S. M. el Rey (q.D.G.), y en su nombre la Reina Regente del Reino, ha tenido a bien con esta fecha, nombrar Oficial 5º de la Administración de Hacienda y Aduana de Humacao (Puerto Rico) a Don Luis Shelly y Correa con el sueldo anual de trescientos pesos y cuatrocientos de sobresueldo.
De Real Orden, comunicada por el Sr. Ministro de Ultramar, lo participo a V. Para su conocimiento y efectos correspondientes.
Dios guarde a V. Muchos años.

Madrid 27 de Marzo de 1889
El Subsecretario

El traslado de Luis Shelly Correa a Humacao supuso el inicio de una nueva etapa de su vida. Situada en la costa este de la isla de Puerto Rico, Humacao está ubicada en una zona aluvial llana, con algunos cerros no muy altos, cruzada por distintos ríos y quebradas, y constituida por trece barrios. Cuando Luis llegó a la zona, sus actividades principales eran el comercio, el cultivo de caña y tabaco, la cría de ganado y la extracción de hierro de la magnetita.

Nota de prensa comunicando el nombramiento de Luis Shelly Correa como Oficial 5º de la Administración local de Humacao.
Fuente:  Gaceta de Puerto Rico, 5 de diciembre de 1889.     
El-Excmo. Sr. Gobernador General se ha servido nombrar en el día de hoy, a propuesta de esta Intendencia general, timbrados: para el primer Distrito, Aguadilla, a Don Teófilo Pazos Oficial 4º; cesante; para el 2º Arecibo, a Don Juan Bautista Nieves, Oficial 5º Celador del Resguardo; para el 39, Arroyo, a Don Eduardo Martínez, Administrador local en dicho punto, y Don Enrique Sabater Lcdo. en Derecho; para el 4º, Cáguas, a Don Francisco Romero, Colector de Rentas en dicho punto; para el 5º Capital, a Don Wenceslao Riera, Oficial 1º de la Intendencia general y Don Manuel Cápetillo, Oficial 2º de la Contaduría general; para el 6º, Fajardo, a Don José Ruiz Pérez, Contador de aquella Administración local; para el 7º, Guayaniila, a Don, Eduardo Trujillo, Colector de Rentas en dicho punto; para el 8º, Humacao, a Don Luis Shelly, Oficial 5º de la Administración local; para el 9º, Manatí, a Don Juan Manuel Iglesia.
Contador de aquella Colecturía; para el 10º, Mayagüez, a Don Enrique Franco, Oficial 5º de aquella Administración; para el 11, Naguabo a Don Jesús L. Pereyó, Colector de Rentas en dicho punto; para el 12º Ponce, a Don Mariano Barrio, Oficial 3º Investigador y Don Arturo Cruz, Oficial 4º cesante; y para, el 13º, Vieques, a Don Adolfo Riechoff, Contador de aquella Aduana.
Lo que se publica en el periódico oficial, cumpliendo lo mandado acerca de este particular.
Puerto-Rico, 4 de Diciembre de 1888.

El Intendente general de Hacienda, M Cábexas.

La ciudad de Humacao es conocida con el apelativo de la Ciudad de los Grises, por el humo que antaño la cubría, procedente de las centrales azucareras; así mismo, por su ubicación geográfica y su importancia en la zona se la conoce como la Perla del Oriente, la Ciudad del Sol Saliente o el Jardín del Este. El nombre de Humacao deriva de Jumacao, nombre del jefe indígena de la zona a la llegada de los españoles en 1722. Las crónicas le narran como un líder hábil, carismático, pacífico y negociador, que aprendió, muy rápidamente, a leer y escribir en español y tuvo el valor de escribir al rey de España reclamando los acuerdos estipulados tras la conquista del territorio.

A la llegada de los españoles, la zona humacaeña estaba ocupada, principalmente, por temporeros dedicados a la ganadería. Con los años se fue poblando y dado su gran crecimiento económico y poblacional, en el último cuarto del XIX, se habilitó su puerto para el comercio exterior, construyéndose una aduana de mayor envergadura que la primitiva y en la que trabajó Luis Shelly Correa.

Humacao es una localidad situada en la costa este de la isla de Puerto Rico.
Fuente: Humacao Tide Station Location Guide.
Ampliar imagen

La Aduana de Humacao estaba ubicada, junto al mar, en el barrio conocido como Punta Santiago, en la confluencia de las calles Marina, Aduana, Alejandro e Isidro Andreu. Constituía el centro de la actividad comercial y urbana y el eje de gran parte del comercio de la zona con las Antillas menores. La Aduana, en la que trabajó Luis Shelly Correa, era un edificio alzado sobre la primitiva construcción de madera de la primitiva aduana. Estaba formado por una sola planta, con un gran espacio central rodeado, en tres de sus lados, por oficinas y residencias de oficiales. Arquitectónicamente, era una construcción diferenciada de las otras construcciones civiles, respondiendo a los criterios de la Corona española de visualizar el progreso y la modernidad a la que aspiraba; finalidad a la que respondían los faros y aduanas construidos en todas las rutas marítimas de las colonias de Ultramar.

Edificio de la Aduana de Humacao en el que trabajo Luis Shelly Correa, 1872.
Fuente:  Puerto Rico Historic Buildings Drawings Society     


Luis Shelly Correa, tras ser destinado a Humacao, fue ascendiendo en la carrera funcionarial. A finales de mayo de 1890, tras un año como Oficial 5º, fue nombrado Oficial 4º de la Tesorería Central de Humacao; su sueldo anual y su sobresueldo aumentaron en 100 pesos cada uno, pasando a cobrar 400 pesos de sueldo y 500 de sobresueldo. Un año después, en mayo de 1891, siendo Oficial 4º, pasó a ocupar la plaza de Visitador Investigador de Subsidios, dependiente de la Intendencia general de Hacienda de Humacao y con ello su sobresueldo aumento, de nuevo, en 100 pesos anuales. Dos años más tarde, en enero de 1893, pasó de Oficial 4º a Oficial 3º, ocupando el puesto de Administrador de Puertos y Aduanas de Humacao; plaza, que ocuparía durante tres años, con un sueldo anual de 500 pesos y un sobresueldo anual de 750 pesos.

Nombramiento del Ministerio de Ultramar de Luis Shelly Correa como Oficial 4º de la Administración de Hacienda y Aduana de Humacao, 30 de mayo de 1890.
Ver la transcripción
Ver en formato PDF
Fuente:  PAREs. Portal de Archivos españoles.     
Nombramiento del Ministerio de Ultramar de Luis Shelly Correa como Oficial 4º de la Administración de Hacienda y Aduana de Humacao, 30 de mayo de 1890.
Transcripción

Don Manuel Becerra y Bermúdez
Ministro de Ultramar

Por cuanto, atendiendo al mérito, servicios y circunstancias de D. Luis Shelly Correa
Por Real orden de veinte y seis del actual.
Ha sido nombrado para la plaza de Oficial 4º de la Administración de la Tesorería general de Hacienda de esta Isla, con el sueldo anual de 400 pesos y 500 de sobresueldo.
Por tanto, como Ministro de Ultramar y en nombre de S.M. el Rey D. Alfonso XIII (q.D.g.) y durante su menor edad de la Reina Regente del Reino, ordeno a todas las autoridades civiles y militares de la península y de Ultramar, y especialmente a las de la expresada Isla de Puerto Rico, que en el uso y ejercicio de su cargo no se le ponga impedimento alguno, antes bien le guarden y le hagan guardar todos los honores, gracias, franquicias, mercedes, prerrogativas y emisivas que le corresponden y deben ser guardadas.
Y este Título ha de llevar el sello del Ministerio de Ultramar, sin cuyo requisito será de ningún valor ni efecto.
Madrid 30 de Mayo de 1890.

Don Manuel Becerra y Bermúdez
Ministro de Ultramar

Por cuanto, atendiendo al mérito, servicios y circunstancias de D. Luis Shelly Correa
Por Real orden de veinte y seis del actual.
Ha sido nombrado para la plaza de Oficial 4º de la Administración de la Tesorería general de Hacienda de esta Isla, con el sueldo anual de 400 pesos y 500 de sobresueldo.
Por tanto, como Ministro de Ultramar y en nombre de S.M. el Rey D. Alfonso XIII (q.D.g.) y durante su menor edad de la Reina Regente del Reino, ordeno a todas las autoridades civiles y militares de la península y de Ultramar, y especialmente a las de la expresada Isla de Puerto Rico, que en el uso y ejercicio de su cargo no se le ponga impedimento alguno, antes bien le guarden y le hagan guardar todos los honores, gracias, franquicias, mercedes, prerrogativas y emisivas que le corresponden y deben ser guardadas.
Y este Título ha de llevar el sello del Ministerio de Ultramar, sin cuyo requisito será de ningún valor ni efecto.
Madrid 30 de Mayo de 1890.

Comunicación del Gobierno de Puerto Rico al Ministro de Ultramar de la toma de posesión de Luis Shelly Correa como Oficial 4º de la Administración de Hacienda y Aduana de Humacao, 26 de julio de 1890.
Ver la transcripción
Ver en formato PDF
Fuente:  PAREs. Portal de Archivos españoles.     
Comunicación del Gobierno de Puerto Rico al Ministro de Ultramar de la toma de posesión de Luis Shelly Correa como Oficial 4º de la Administración de Hacienda y Aduana de Humacao, 26 de julio de 1890.
Transcripción

Gobierno General de la Isla de Puerto Rico
Hacienda


Tengo el honor de participar a V.E. que el día quince del mes actual tomó posesión del destino de oficial 4º de la Tesorería Central de esta Isla, D. Luis Shelly Correa que servía la plaza de la clase oficial 5º en la Administración de Rentas y Aduana de Humacao.
Guarde a V.E. muchos años, Puerto Rico 21 de julio de 1890.

Gobierno General de la Isla de Puerto Rico
Hacienda


Tengo el honor de participar a V.E. que el día quince del mes actual tomó posesión del destino de oficial 4º de la Tesorería Central de esta Isla, D. Luis Shelly Correa que servía la plaza de la clase oficial 5º en la Administración de Rentas y Aduana de Humacao.
Guarde a V.E. muchos años, Puerto Rico 21 de julio de 1890.

Comunicación del Ministerio de Ultramar de la propuesta de Luis Shelly Correa como Oficial 4º para la plaza de Visitador Investigador de subsidios de la Administración de Hacienda y Aduana de Humacao, 21 de mayo de 1891.
Ver la transcripción
Ver en formato PDF
Fuente:  PAREs. Portal de Archivos españoles.     
Comunicación del Ministerio de Ultramar de la propuesta de Luis Shelly Correa como Oficial 4º para la plaza de Visitador Investigador de subsidios de la Administración de Hacienda y Aduana de Humacao, 21 de mayo de 1891.
Transcripción

Ministerio de Ultramar
Subsecretaria
Madrid 21 de mayo de 1891


E. Sr: Para la plaza de Oficial 4º Visitador Investigador de Subsidios, dependiente de la Intendencia General de Hacienda de esta Isla.
Vacante por cesantía de Don José Porta Peña, y dotada con el sueldo anual de trescientos pesos y seiscientos de sobresueldo; el Rey (q.D.g.), y en su nombre la Reina Regente del Reino, ha tenido a bien trasladar a Don Luis Shelly, que ¿?????? de esta Isla.
De Real orden, etc….- Dios, etc.

Ministerio de Ultramar
Subsecretaria
Madrid 21 de mayo de 1891


E. Sr: Para la plaza de Oficial 4º Visitador Investigador de Subsidios, dependiente de la Intendencia General de Hacienda de esta Isla.
Vacante por cesantía de Don José Porta Peña, y dotada con el sueldo anual de trescientos pesos y seiscientos de sobresueldo; el Rey (q.D.g.), y en su nombre la Reina Regente del Reino, ha tenido a bien trasladar a Don Luis Shelly, que ¿?????? de esta Isla.
De Real orden, etc….- Dios, etc.

Comunicación del Gobernador general de Puerto Rico al Ministerio de Ultramar de la toma de posesión de Luis Shelly Correa como Oficial 4º de la plaza de Visitador Investigador de subsidios de la Administración de Hacienda y Aduana de Humacao, 20 de julio de 1891.
Ver la transcripción
Ver en formato PDF
Fuente:  PAREs. Portal de Archivos españoles.     
Comunicación del Gobernador general de Puerto Rico al Ministerio de Ultramar de la toma de posesión de Luis Shelly Correa como Oficial 4º de la plaza de Visitador Investigador de subsidios de la Administración de Hacienda y Aduana de Humacao, 20 de julio de 1891.
Transcripción

Gobierno General de la Isla de Puerto Rico
Hacienda


Excmo. Señor
Tengo el honor de participar a V.E. que D. Luis Shelly Correa se le ha dado el destino de oficial 4º Investigador de Subsidios de la Intendencia general de Hacienda por Real orden número 237 de 21 de mayo último tomó posesión el día 16 de junio próximo pasado.
Guarde a V.E. muchos años, Puerto Rico 20 de julio de 1891.

Gobierno General de la Isla de Puerto Rico
Hacienda


Excmo. Señor
Tengo el honor de participar a V.E. que D. Luis Shelly Correa se le ha dado el destino de oficial 4º Investigador de Subsidios de la Intendencia general de Hacienda por Real orden número 237 de 21 de mayo último tomó posesión el día 16 de junio próximo pasado.
Guarde a V.E. muchos años, Puerto Rico 20 de julio de 1891.

Nombramiento de Luis Shelly Correa como Oficial 3º de Administración de Puertos y Aduanas de Humacao, 18 de enero de 1893.
Ver la transcripción
Ver en formato PDF
Fuente:  PAREs. Portal de Archivos españoles.     
Nombramiento de Luis Shelly Correa como Oficial 3º de Administración de Puertos y Aduanas de Humacao, 18 de enero de 1893.
Transcripción

Don Antonio Maura y Montaner
Ministro de Ultramar


Por cuanto, atendiendo al mérito, servicios y circunstancias de D. Luis Shelly Correa.
Por Real orden de dieciocho del actual.
Ha sido nombrado para la plaza de Oficial 3º Administrador de Puertos y Aduanas de Humacao en la isla de Puerto Rico con el sueldo anual de quinientos pesos y seiscientos de sobresueldo.
Por tanto, como Ministro de Ultramar y en nombre de su Majestad el Rey D. Alfonso XIII (q.D.g.), y durante su menor edad en el de la Reina Regente del reino ordeno a todas las Autoridades civiles de la Península y de Ultramar, y especialmente a las de la expresada Isla de Puerto Rico.
Que en el uso y ejercicio de su cargo no se le ponga impedimento alguno , antes bien le guarden y le hagan guardas todos los honores, gracias, franquicias, mercedes, prerrogativas y emisivas que le corresponden y deben ser guardadas.
Y este Título ha de llevar el sello del Ministerio de Ultramar, sin cuyo requisito será de ningún valor ni efecto.
Madrid 18 de Enero de 1893

Don Antonio Maura y Montaner
Ministro de Ultramar


Por cuanto, atendiendo al mérito, servicios y circunstancias de D. Luis Shelly Correa.
Por Real orden de dieciocho del actual.
Ha sido nombrado para la plaza de Oficial 3º Administrador de Puertos y Aduanas de Humacao en la isla de Puerto Rico con el sueldo anual de quinientos pesos y seiscientos de sobresueldo.
Por tanto, como Ministro de Ultramar y en nombre de su Majestad el Rey D. Alfonso XIII (q.D.g.), y durante su menor edad en el de la Reina Regente del reino ordeno a todas las Autoridades civiles de la Península y de Ultramar, y especialmente a las de la expresada Isla de Puerto Rico.
Que en el uso y ejercicio de su cargo no se le ponga impedimento alguno , antes bien le guarden y le hagan guardas todos los honores, gracias, franquicias, mercedes, prerrogativas y emisivas que le corresponden y deben ser guardadas.
Y este Título ha de llevar el sello del Ministerio de Ultramar, sin cuyo requisito será de ningún valor ni efecto.
Madrid 18 de Enero de 1893

Una de las funciones de Luis Shelly Correa, como Oficial 3º, cuando ocupaba la plaza de Administrador local de Puertos y Aduanas de Humacao, era el control de mercancías, entrantes y salientes, entre Puerto Rico y España. Dicha tarea le obligaba a firmar numerosos anuncios oficiales que se publicaban en la Gaceta de Puerto Rico. La mayor parte se referían a materiales encontrados en alta mar y depositados en la aduana. Un hecho, que, lejos de indicar un elevado índice de hundimientos de barcos, señala el importante control que se ejercía sobre el contrabando. La inspección y la vigilancia eran tan fuertes, que, muy a menudo, los contrabandistas abandonaban la mercancía en las aguas del litoral portorriqueño.

Información publicada en la prensa oficial de Puerto Rico y firmada por Luis Shelly Soler como Administrador Local de Humacao.
Fuente:  Gaceta de Puerto Rico, 21 de Junio de 1893.     
ADMINISTRACIÓN LOCAL DE RENTAS Y ADUANA DE HUMACAO

En los almacenes de esta Administración se encuentran dos pipas de vino en estado de avería, depositadas por Don Félix Oquendo, patrón del bote nacional “Amparo”, las cuales dice haber encontrado sobre la mar en ocasión de encontrarse pescando el día de ayer.
Lo que se hace público, con el fin de que los que se crean con derecho de propiedad sobre las mismas, presenten en esta Administración, durante el plazo de cinco días, contados desde la primera publicación de este anuncio en la Gaceta oficial, su reclamación en forma, pagando los derechos de Arancel correspondientes, o prestando fianza de reexportación, así como abonando al patrón de la embarcación Amparo”, los gastos de salvamento. Pasado este plazo sin haberse presentado reclamación alguna, esta Administración reconocerá, como dueño de las referidas dos pipas de vino por derecho de ocupación al Sr. Don Félix Oquendo, al que se le exigirá iguales formalidades y garantías que a los que resultasen dueños por derecho de propiedad.
Humacao, 21 de Junio de 1893. El Administrador Local, Luis Shelly.

Información publicada en la prensa oficial de Puerto Rico y firmada por Luis Shelly Soler como Administrador Local de Humacao.
Fuente:  Gaceta de Puerto Rico, 5 de octubre de 1893.     
ADMINISTRACIÓN LOCAL DE RENTAS Y ADUANA DE HUMACAO

El día diez del entrante mes de Octubre a las dos y media de la tarde se subastaran por segunda vez en los almacenes de esta Aduana los efectos que a continuación se expresan, procedentes de abandono.
Dos paquetes muestras tejido, sin valor alguno, con peso de 2 kilos y medio rotulados LM&C.
Lo que se hace público en la Gaceta Oficial para la concurrencia de licitadores; siendo de advertir que no se admitirán proposiciones que no cubran cuando menos los gastos del expediente.
Humacao, septiembre 23 de 1893. El Administrador Local, Luis Shelly.

En junio de 1896, Luis Shelly Correa ascendió de nuevo al ser nombrado Oficial 2º de la Sección de Contaduría de la Intervención General de la Administración del Estado. Su sueldo anual pasó a ser de 600 pesos y su sobresueldo de 900 pesos. A los pocos meses, tomó una Comisión de Servicio, ocupando la plaza de Administrador general de la Aduana de Humacao, para regresar, pocos meses después, a su anterior plaza en propiedad.

Nombramiento de Luis Shelly Correa como Oficial 2º de la sección de Contaduría de la Intendencia General, 10 de agosto de 1896.
Ver la transcripción
Fuente:  PAREs. Portal de Archivos españoles.     
Nombramiento de Luis Shelly Correa como Oficial 2º de la sección de Contaduría de la Intendencia General, 10 de agosto de 1896.
Transcripción

Don Tomás Castellano Vilarroya
Ministro de Ultramar

Por cuanto, atendiendo al mérito, servicios y circunstancias de D. Luis Shelly Correa.
Por Real orden de diez del actual.
Ha sido nombrado para la plaza de Oficial 2º en la sección de Contaduría de la Intendencia General en la isla de Puerto Rico con el sueldo anual de 600 pesos y 900 de sobresueldo.
Por tanto, como Ministro de Ultramar y en nombre de su Majestad el Rey D. Alfonso XIII (q.D.g.), y durante su menor edad en el de la Reina Regente del Reino, ordeno a todas las Autoridades civiles de la Península y de Ultramar, y especialmente a las de la expresada Isla de Puerto Rico.
Que en el uso y ejercicio de su cargo no se le ponga impedimento alguno, antes bien le guarden y le hagan guardas todos los honores, gracias, franquicias, mercedes, prerrogativas y emisivas que le corresponden y deben ser guardadas.
Y este Título ha de llevar el sello del Ministerio de Ultramar, sin cuyo requisito será de ningún valor ni efecto.
Madrid, 10 de agosto de 1896.

Don Tomás Castellano Vilarroya
Ministro de Ultramar

Por cuanto, atendiendo al mérito, servicios y circunstancias de D. Luis Shelly Correa.
Por Real orden de diez del actual.
Ha sido nombrado para la plaza de Oficial 2º en la sección de Contaduría de la Intendencia General en la isla de Puerto Rico con el sueldo anual de 600 pesos y 900 de sobresueldo.
Por tanto, como Ministro de Ultramar y en nombre de su Majestad el Rey D. Alfonso XIII (q.D.g.), y durante su menor edad en el de la Reina Regente del Reino, ordeno a todas las Autoridades civiles de la Península y de Ultramar, y especialmente a las de la expresada Isla de Puerto Rico.
Que en el uso y ejercicio de su cargo no se le ponga impedimento alguno, antes bien le guarden y le hagan guardas todos los honores, gracias, franquicias, mercedes, prerrogativas y emisivas que le corresponden y deben ser guardadas.
Y este Título ha de llevar el sello del Ministerio de Ultramar, sin cuyo requisito será de ningún valor ni efecto.
Madrid, 10 de agosto de 1896.

Nota de prensa oficial comunicando el nombramiento de Luis Shelly Correa como Oficial 2º de la Sección de Contaduría de la Intervención general de la Administración del Estado; 21 de agosto de 1896.
Fuente:  Gaceta de Puerto Rico, 21 de agosto de 1896.     
Por el Ministerio de Ultramar, bajo el número 357 y con fecha 7 del actual, se comunica al Excmo. Sr. Gobernador General la Real orden que sigue:
“Excmo. Sr.: - Para la plaza de Oficial 2, Sección de Contaduría de la Intervención general de la Administración del Estado en esa Isla, vacante por traslación de Don Julio Osorio y Becerra y dotada con el sueldo anual de 600 pesos y 990 de sobresueldo; el Rey (q.D.g.) y en su nombre la Reina Regente del Reino, ha tenido a bien nombrar por el turno 3º a Don Luis Shelly Correa, que es Oficial. Administrador de Rentar y Aduanas de Humacao. – De Real orden lo digo a V. E. para su conocimiento y demás efectos:”
Y acordado el cúmplase por S.E. con fecha de hoy, se publica en este PERIODICO OFICIAL para general conocimiento.
Puerto rico, 21 de Agosto de 1896. El Intendente general de Hacienda, Juan de Echenique. (1625)

Antes de ser nombrado Oficial 2º, a Luis Shelly Correa le fue concedida la Cruz sencilla de Isabel La Católica. Un mérito otorgado por distinguirse en los trabajos de canje de moneda que tuvo lugar en Puerto Rico. Durante todo el siglo XIX, la moneda fue una cuestión problemática en la Isla. No había moneda propia y se utilizaba, prioritariamente, el peso de plata mejicano. El problema era que éste, aceptado por los comerciantes y el propio Gobierno, tenía un valor mucho más alto dentro de Puerto Rico, que en el mercado internacional. Esta diferencia entre el valor externo e interno de la moneda mejicana propició el desarrollo de una feroz especulación y un importante incremento del contrabando de pesos mexicanos comprados, fuera de la isla, a un precio más bajo. Todo ello desencadenó un importante problema financiero y fiscal. El Gobierno español, para poner fin a ello, autorizó la emisión de moneda propia de Puerto Rico, decretando, en 1895, la sustitución de toda moneda circulante por la nueva moneda creada. Luis Shelly Correa tuvo un papel relevante en el proceso de canje de moneda que le hizo merecedor de la citada Cruz de Isabel La Católica.

Anexo a la Real orden por la que se concede la Cruz sencilla de Isabel la Católica a Luis Shelly Correa, 15 de octubre de 1896.
Fuente:  Gaceta de Puerto Rico, 26 de enero de 1897.     
RELACIÓN DETALLADA

Relación aneja a la Real orden de esta fecha de los funcionarios que se han distinguido en los trabajos llevados a cabo en el canje de la moneda en la Isla de Puerto Rico.
Nombre y destino de los interesados Condecoraciones para las que se les significa
................ ................
Don Luis Shelly Oficial 3º, Administrador de Humacao Cruz sencilla de Isabel La Católica
................ ................
Madrid 15 de octubre de 1896.

Como Oficial 2º, Luis Shelly Correa también ocupó el cargo de Visitador de Rentas y Aduanas en la localidad de Mayagüez. Situada en la costa oeste de Puerto Rico, durante todo el siglo XIX, fue una de las zonas de mayor producción de caña de azúcar. Junto a las localidades de Ponce y Guayama, entre las tres localidades, producían el 54% de la producción total de la Isla. Para exportar la caña sus puertos adquirieron un gran desarrollo y con ellos sus aduanas.

La caña de azúcar no era oriunda de Puerto Rico, sino de la zona del Pacífico, llegando a la Isla de manos de Cristóbal Colón. Cuando la minería portorriqueña decayó, la Corona española desplegó una política de desarrollo agrícola y, dada la idoneidad de los litorales costeros para su crecimiento, los hacendados comenzaron a plantar caña. El proceso de cultivo y extracción del azúcar era muy duro y lo realizaban esclavos africanos, traídos para esta finalidad. Hacia 1870, apareció en el mercado el azúcar de remolacha que hizo bajar drásticamente el precio del azúcar de caña y con ello solo sobrevivieron las haciendas portorriqueñas con capacidad de mecanizarse y reconvertirse en las denominadas Centrales.

Un año después de estar en Mayagüez, Luis Shelly Correa fue trasladado a la capital de Puerto Rico, San Juan, como Oficial 2º de la Administración de Rentas y Aduanas. Una noticia que fue recogida en la prensa oficial de Puerto Rico y anunciada en diversos periódicos peninsulares.

Comunicación del Gobierno de Puerto Rico al Ministro de Ultramar de la toma de posesión de Luis Shelly Correa como Oficial 2º de Visita de la Aduana de Mayagüez, 16 de febrero de 1897.
Ver la transcripción
Fuente:  PAREs. Portal de Archivos españoles.     
Comunicación del Gobierno de Puerto Rico al Ministro de Ultramar de la toma de posesión de Luis Shelly Correa como Oficial 2º de Visita de la Aduana de Mayagüez, 16 de febrero de 1897.
Transcripción

Gobierno General de la Isla de Puerto Rico
Hacienda

Tengo el honor de participar a V.E. que el oficial 2º D. Luis Shelly Correa, cesó de prestar servicio en la Intervención general de la Administración del Estado (sección de Contaduría), el día 11 de enero próximo pasado y el 11 del presente mes tomó posesión de Visita de la Aduana de Mayagüez para que fue nombrado por Real Orden número 633 de 10 de diciembre último.
Dios guarde a V.E. muchos años, Puerto Rico 16 de febrero de 1897.

Gobierno General de la Isla de Puerto Rico
Hacienda

Tengo el honor de participar a V.E. que el oficial 2º D. Luis Shelly Correa, cesó de prestar servicio en la Intervención general de la Administración del Estado (sección de Contaduría), el día 11 de enero próximo pasado y el 11 del presente mes tomó posesión de Visita de la Aduana de Mayagüez para que fue nombrado por Real Orden número 633 de 10 de diciembre último.
Dios guarde a V.E. muchos años, Puerto Rico 16 de febrero de 1897.

Nota de prensa oficial comunicando el nombramiento de Luis Shelly Correa como Oficial 2º de la Administración de Rentas y Aduana de San Juan; 22 de noviembre de 1897.
Fuente:  Gaceta de Puerto-Rico. 27 de noviembre de 1897.     
Por el Ministerio de Ultramar, bajo el número 522 y con fecha 8 del corriente mes, se comunica al Excmo. Sr. Gobernador General la Real orden que sigue:
“Excmo. Sr.: - Para la plaza de Oficial 2, Vista de la Administración de Rentas y Aduana de esta Capital, vacante por ascenso de Don Julio Cabanillas y Arrazola, y dotada con el sueldo anual de 600 pesos y 990 de sobresueldo; el Rey (q.D.g.) y en su nombre la Reina Regente del Reino, ha tenido a bien trasladar a Don Luis Shelly Correa, que sirve igual destino en la Administración de Mayagüez. – De Real orden lo digo a V. E. para su conocimiento y demás efectos:”
Y acordado el cúmplase por S.E. con fecha 20 del actual,, se publica en este “Periódico oficial” para general conocimiento.
Puerto rico, 22 de Noviembre de 1897. El Intendente general de Hacienda, Alejandro Infiesta.. (2168).

Luis Shelly Correa, al igual que su suegro y el hermano de éste, fue oficial del Instituto de Voluntarios de Puerto Rico, siendo, en 1897, 2º Teniente del Batallón de Voluntarios nº 6, 3º Compañía Naranjito. Anteriormente, cuando vivía en Cuba, había formado parte del 5º Batallón – 5º Compañía del Instituto de Voluntarios de Cuba; batallón del que seguía formando parte en 1886, pasando a ser miembro del 5º Batallón de La Habana en 1888.

Creado en 1812, el Instituto de Voluntarios de Puerto Rico, en sus inicios era una milicia de ciudadanos con la finalidad de defender la Isla de incursiones piratas y extranjeras. Cincuenta años más tarde, su objetivo pasó a ser la prevención de movimientos independentistas, fuertemente arraigados a partir de los sucesos del Grito de Lares (1868). En aquel entonces, los miembros del Instituto de Voluntarios de Puerto Rico, en su mayoría soldados sin sueldo y a tiempo parcial, solían ser militantes del Partido Incondicional Español. Tras aprobarse la Carta Autonómica de Puerto Rico (1897), las autoridades militares los inhabilitaron, al pensar que podían ser un impedimento para el despliegue pacífico de la misma. Un año más tarde, al iniciarse la guerra hispanoamericana, se les ordenó volver a entrar en servicio; un amplio sector, considerándose parte de la élite mercantil y terrateniente de la Isla, desoyó la llamada al considerar injusta su integración en el ejecito regular, sin respetar su rango oficial y luchando junto a soldados reclutados en los eslabones más bajos de la sociedad colonial. El Instituto de Voluntarios de Puerto Rico se disolvió una vez finalizada la guerra hispanoamericana, en 1898.

Acreditación de Luis Shelly Correa como Voluntario del Quinto Batallón- Quinta Compañía de la Isla de Cuba en 1884.
Fuente:  Elisabeth García Shelly.     
VOLUNTARIOS DE LA ISLA DE CUBA
5º BATALLÓN ---QUINTA COMPAÑIA

Participo a V. que con fecha de hoy se ha presentado en esta Compañía para alistarse en clase de Voluntario D. Luis Shelly Correa, quien me consta reúne las condiciones del artículo 8º del Reglamento.
Filiación
Padre: D. Tomás
Madre: Doña Carolina
Pueblo: Alicante
Ayuntamiento: ¿??
Provincia: ¿??
Estado: soltero
Profesión: comercio
Edad: diez y seis años
Domicilio: ¿?
Procedencia: ¿?
Estatura un metro 75 centímetros
La Habana 1 de junio de 1884.

Acreditación de Luis Shelly Correa como Voluntario del Quinto Batallón – Quinta Compañía de la Isla de Cuba en 1886.
Fuente:  Elisabeth García Shelly.     
VOLUNTARIOS DE LA ISLA DE CUBA
5º BATALLÓN ---QUINTA COMPAÑIA

D. PEDRO R. LOREDOS
Condecorado con dos Cruces al Mérito Militar de primera clase, con la medalla instituida por D. Amadeo I y la de constancia con dos pasadores, dos veces benemérito de la Patria, con un voto de gracias por el Senado y Capitán de la expresada Compañía y Batallón del que es Coronel 1er jefe D. Ramón Herrera Gutiérrez,, Caballero de la Orden de Isabel la Católica y Mérito Militar, condecorado con la medalla instituida por D. Amadeo I y con la constancia de dos pasadores instituidos por S.M. Alfonso XII, etc. etc.
Certifica que D. Luis Shelly Correa, hijo de D. Tomás y Doña Carolina, natural de Alicante, provincia de Ídem, a su ingreso diez y ocho años de edad, estado soltero, de estatura 1 metro 75 cm, de profesión Comercio, tuvo entrada en clase de voluntarios en primero de Junio de mil ochocientos ochenta y seis.

Acreditación de Luis Shelly Correa como Voluntario del Quinto de La Habana en 1888.
Fuente:  Elisabeth García Shelly.     
VOLUNTARIOS DE LA ISLA DE CUBA
5º BATALLÓN DE LA HABANA

D. RICARDO CALDERON POMTISSI
Teniente Coronel segundo Jefe y del Detall del expresado Batallón, del que lo es Primero el Coronel D. Ramón de Herrera y Gutiérrez, Caballero de la Orden de Isabel la Católica y Mérito Militar, condecorado con la medalla instituida por d. Amadeo I y con la constancia de dos pasadores instituida por S.M.D- Alfonso XII, etc. etc.
Certifica que D. Luis Shelly Correa, hijo de D. Tomás y Doña Carolina, natural de Alicante, provincia de Ídem, de veinte años de edad, estado soltero, profesión comercio, avecindado en esta Capital, se alistó voluntariamente en la quinta Compañía de este Batallón, en 1º de noviembre de 1884 y continua hoy sin compromiso de tiempo determinado, ni retribución alguna, quedando, por lo tanto en libertad de separarse el día que así le convenga sin que para ello se le ponga impedimento alguno, en virtud de no haber contra el mismo reclamación ni antecedentes de que el afecte responsabilidad como quinto.
Y no teniendo esta certificación más objeto que justificar la existencia del interesado, a petición del mismo, la expido en La Habana a veinte uno de febrero de mil ochocientos ochenta y ocho.

La guerra hispanoamericana, librada entre España y Estados Unidos, fue muy corta. Bastaron tres meses para que Puerto Rico, tras cuatro siglos de ser una colonia española, se cediera a EE.UU. El 12 de mayo de 1898, se inició una contienda en el puerto de la capital portorriqueña de San Juan; dos meses más tarde el General Nelson lideró una ofensiva terrestre y el 18 de octubre de 1898 se izó la bandera americana, cesando oficialmente la soberanía española en la Isla.

Luis Shelly Correa fue 2do Teniente del Batallón de Voluntarios nº 6, 3º Compañía Naranjito, en Puerto Rico, 1897.
Fuente:  The Commanding Officer and Staff of the First Volunteer Batallion of Puerto Rico, 1897.     

Luis Shelly Correa se encontraba en su casa familiar de San Juan cuando la ciudad sufrió los efectos de algunas bombas. Narró lo acontecido enviando el escrito a un sobrino suyo, hijo de su hermana Enriqueta Shelly Calpena, casada con Mariano Mingot Valls. Es de suponer que no se trataba de su sobrino José Mingot Shelly puesto que éste se dedicó siempre a la investigación matemática; lo más probable es que fuese su sobrino Mariano Mingot Shelly, años después notario de Lorca y destacado miembro activo del Partido Liberal Conservador de Alicante, que en aquel entonces colaboraba con distintos periódicos peninsulares.

Parte de la narración escrita por Luis Shelly Correa salió publicada, explicando muy detalladamente lo acontecido. Por su contenido es posible saber que, en 1898, su hermano pequeño, Ricardo Shelly Correa, vivía en Puerto Rico y también formaba parte del cuerpo del Instituto de Voluntarios. Así mismo, se confirma que el bombardeo de la ciudad de San Juan afecto la casa familiar de los Shelly & Correa, verificándose la autenticidad del trozo de proyectil que la impactó y que, actualmente, conserva su bisnieto José Vilallonga Shelly (ver capítulo 7, relato 3).

Noticia de prensa explicando, en base a un escrito de Luis Shelly Correa, lo acontecido en San Juan de Puerto Rico durante la invasión de EEUU.
Ver en formato PDF
Fuente:  Diario de Tenerife. La Opinión 5 de julio de 1898.     
Documento Original.
Documento Original.
Transcripción Página 1.
Transcripción Página 1.
Transcripción Página 2.
Transcripción Página 2.
Transcripción Página 3.
Transcripción Página 3.

La invasión de Puerto Rico por EEUU cambió la historia de la Isla. Dos meses después de la invasión estadounidense, el 22 de septiembre de 1898, en Humacao, ciudad en la que Luis Shelly Correa ascendió profesionalmente y formó su propia familia, se firmaba el acta de ocupación de la ciudad. Uno de los firmantes fue Lucas Borges Berrios, hermano de su suegra y voces no escritas señalan que fue en casa de ellos donde se pactaron los términos de la rendición de Humacao, antes del acto oficial de firma. Finalmente, el 10 de diciembre de 1898, a las diez de su noche, en París, se firmaba el Tratado de Paz, que ponía fin a todo el conflicto. España había perdido la última de sus colonias y dejaba de ser aquel imperio donde jamás se ponía el sol.

Acta sobre la ocupación militar de la ciudad de Humacao por las tropas de EE.UU. 22 de septiembre de 1898.
Fuente:  Preb.com     
ACTA DE LA OCUPACIÓN MILITAR DEL PUEBLO DE HUMACAO POR LAS TROPAS NORTEAMERICANAS
22 de septiembre de 1898


En la ciudad de Humacao, a los 22 días del mes de septiembre de 1898, reunidos en el salón de la Casa Capitular, el ilustre Ayuntamiento, bajo la presidencia del señor Alcalde y del señor Capitán Sellers, representante de los Estados Unidos de América, y gran número de personas de todas las clases sociales, el Capitán Sellers, después de haber enarbolado el pabellón americano a los acordes del himno nacional de la referida República, y de las descargas de ordenanza, hizo uso de la palabra el señor Teniente Alcalde Don Manuel Argüeso, y en sentidas, breves y elocuentes frases, en nombre de la Corporación, dijo:
“No puede negarse que este es un momento histórico para esta región al ver alejarse de nosotros una bandera, señor Capitán, que nos trajo religión, nos dió un idioma, nos trasmitió sus leyes, usos y costumbres y, por fin, nos hizo surgir a la vida de la civilización; por eso, señor, esta Corporación, que es la representación del pueblo, despide con respeto y recogimiento a la insignia que acaba de ausentarse y al mismo tiempo se descubre ante vosotros y saluda con grandes esperanzas a la bandera de listas y estrellas, tan dignamente representada por Vos en estos instantes. Ofrecemos, pues, al Gobierno constituido, nuestra lealtad y espera el pueblo, señor Capitán, que la organización militar que se nos ha impuesto no sea sólo un lazo que nos una a la Gran Nación Americana; que el cielo permita que podamos también estar unidos por las corrientes del progreso y de la libertad que vosotros nos brindáis, que nosotros aceptamos en cambio de nuestro afecto y de nuestra buena conducta. Esta Corporación pues, os saluda y os recibe con sinceridad y os hace entrega solemne, en estos supremos momentos, de las riendas de esta ciudad que nosotros hemos representado en la mejor forma que hemos podido“.
En su consecuencia, el señor Capitán Sellers, contestando al señor Argüeso, se dirigió al Ayuntamiento y concurrencia en los términos siguientes: - “Ciudadanos de Humacao: Yo elevo la Bandera de los Estados Unidos de América en vuestra ciudad, comprendiendo muy bien vuestros sentimientos a la que hasta hoy fue vuestra Metrópoli, lo que admiro. Al venir aquí, yo deseo que Ustedes sepan que nosotros no intervendremos en el manejo del gobierno de la ciudad, salvo que fuese absolutamente necesario, pero ayudaremos a ello, siempre y cuando que las circunstancias lo requiriesen. Tengo la satisfacción de esperar que, cuando el pueblo se haya acostumbrado al cambio de nacionalidad, estarán satisfechos con los Estados Unidos y desearán ser uno de nuestros estados“.
Acto seguido, el señor Alcalde, Don Matías Gros, presentó la renuncia de su cargo al señor Capitán Sellers, representante del Gobierno de los Estados Unidos, la que le fue admitida en el acto, si bien manifestando al público, el Capitán Sellers, que hasta las tres de la tarde de este día no nombraría nuevo Alcalde, y que mientras esto no sucediera, el señor Grós, lo sería, y a quien desde este momento cualquier cosa que fuera necesario u ocurriese se le pondría en conocimiento por conducto de la Secretaría. Y habiendo dispuesto, dicho señor Capitán Sellers, dar por terminado este acto, autorizándolo con su firma y rúbrica, firmando asimismo el señor Alcalde saliente, Concejales del Ayuntamiento, autoridades presentes, por ante mí, el Secretario que certifico.

Firmantes:
Capitán S.O. Sellers; Matías Gros, alcalde; Antonio Danús, Contador Municipal; Lucas B. Borges; Manuel Argüeso; Juan de Nido; Indalecio López; Lcdo. Salvador Fullados, Juez de Instrucción; Joaquín Masferrer, Primer Jefe de Macheteros; Rodolfo Porrata, Jefe de Cañones; José Toro Ríos, Representante Insular; Ulises D. Martínez, Fiscal Municipal; Manuel Gaona, Representante Prensa; Dr. Pablo Font Martelo, Presidente de la Cruz Roja; Antonio Roig, Ayudante del Cónsul de los Estados Unidos; Ruperto Márquez, Inspector de la Policía Insular; Juan R. Loís, Representante Obrero; y Francisco López Cepero, Secretario.
Dado, a los 22 días de septiembre del año de 1898.

En el expediente personal oficial de Luis Shelly Correa, no se ha localizado ningún documento que indique cual fue su actividad dentro de la Administración española los meses posteriores el conflicto entre España y EE.UU. Sin embargo, en la Gaceta de Puerto Rico, se siguieron publicando notas informativas, firmadas con su nombre, como Tesorero Central de la Isla. Dicho cargo era la máxima categoría dentro de la administración hacendística y si bien, en el expediente personal de Luis Shelly, no hay constancia de que fuera nombrado para ocuparlo, existe una nota en la Gaceta de Puerto Rico, del mes de agosto de 1898, informando de ello. La nota resalta de que se trata de un “periódico oficial” y explicita que el nombramiento lo hizo el Gobernador General de Puerto Rico, a propuesta del Secretario del Despacho de Hacienda, en virtud de las facultades conferidas por la Constitución Autonómica de la Isla; constitución que nunca llegó a desarrollarse dado que se aprobó meses antes del inicio la guerra hispanoamericana. Es muy probable que la situación de conflicto bélico determinase la urgencia del nombramiento, de categoría accidental, sin que fuese ratificado y aceptado por el Ministerio de Ultramar y por lo que no existen papeles oficiales que lo confirmen en el expediente oficial de Luis Shelly Correa.

Muchas de las notas oficiales publicadas en la Gaceta de Puerto Rico, firmadas por Luis Shelly Correa como Tesorero General de la Isla, hacen referencia a pagos que, desde la Tesorería, deben efectuarse al personal que, estando en Puerto Rico, dependen de distintas instituciones españolas. Otras se refieren a potenciales giros de dinero desde Puerto Rico hacia España; unos giros abalados por el Ministerio de Ultramar y con un interés a su favor, que llega, incluso, hasta el veinte por ciento. Todo ello hace pensar en la existencia de órdenes por parte del Gobierno español orientadas a facilitar el regreso de los ciudadanos españoles hacia la Península.

Nota en la Gaceta de Puerto Rico, poco antes de la Guerra Hispano Americana, firmada por Luis Shelly Soler como Tesorero Central de la Hacienda Pública.
Fuente:  Gaceta de Puerto-Rico, 4 de junio de 1898.     
Tesorería Central de Hacienda pública de la Isla de Puerto Rico

De orden del Ilmo. Sr. Secretario del Despacho de Hacienda, se hace saber a las personas que residen en esta Isla fuera de la Capital, que con el objeto de darles facilidades a fin de que cuando lo deseen puedan adquirir giros sobre Madrid, de los que expide este Centro a cargo del Ministerio de Ultramar; pueden efectuarlo consignando en las Administraciones locales, menos en la de Vieques, el importe de dichos giros en moneda especial, o sea, su equivalencia en moneda española con el cambio al tipo que diariamente aparecerá fijado al público en dichos locales, percibiendo la correspondiente carta de pago por “Movimiento de fondos entre Cajas de la Isla” que remitirán a este Centro, quien tan pronto como lo reciba, enviará directamente a los interesados los giros por duplicado y aviso de los mismos, o los entregará a la persona que indiquen.
Puerto Rico, Mayo 31 de 1898 - –El Tesorero Central, P.R. Luis Shelly.

Nota en la Gaceta de Puerto Rico, poco antes de la Guerra Hispano Americana, firmada por Luis Shelly Soler como Tesorero Central de la Hacienda Pública.
Fuente:  Gaceta de Puerto-Rico, 6 de junio de 1898.     
Tesorería Central de Hacienda pública de la Isla de Puerto Rico

De orden del Ilustrísimo Sr. Secretario del Despacho de Hacienda, se hace saber que por este Centro y Administraciones locales de la Isla, desde hoy y hasta nueva orden, se expedirán giros sobre la Península a cargo del Ministerio de Ultramar, al veinte por ciento tipos de cambios.
Puerto Rico, 6 de junio de 1893. –El Tesorero Central, P.R. Luis Shelly.

Nombramiento de Luis Shelly Soler como Tesorero Central de Hacienda.
Fuente:  Gaceta de Puerto-Rico. 18 de agosto de 1898.     
El Excmo. Sr. Gobernador general a propuesta del Sr. Secretario del Despacho de Hacienda, se ha servido expedir el siguiente:
Decreto

A propuesta del Secretario del Despacho de Hacienda y en uso de las facultades que me confiere la Constitución Autonómica de esta Isla, vengo en nombrar para desempeñar accidentalmente el cargo de Tesorero Central de Hacienda al Oficial 2º de la Administración Central de Contribuciones y Rentas Don Luis Shelly y Correa. Dado en el Palacio de Santa Catalina a diez y ocho de agosto de mil ochocientos noventa y ocho.- Macías- El Secretario del Despacho de Hacienda, Julián E. Blanco.
Lo que de orden de S.S.I. se publica en este “Periódico oficial” para generoso conocimiento.
Puerto Rico, 18 de agosto de 1898. El subsecretario Daubón (2882).

Al finalizar una guerra, los ganadores suelen ocupar, con celeridad, los lugares de poder y mando, a la vez, que los cargos del bando perdedor abandonan, con premura, el territorio. La información encontrada permite afirmar que hubo un mes para cerrar todas las cuestiones oficiales y que Luis Shelly Correa siguió en Puerto Rico, al menos dos años más. Como se verá en otros relatos de este capítulo 7, su mujer e hijos abandonaron el país para establecerse en España, sin que se sepa con seguridad lo que él hizo.

Son diversos los ejemplos que justifican lo comentado. Así, en la Gaceta de Puerto Rico se han localizado dos notas oficiales de la Tesorería Central de la Hacienda pública de Puerto Rico, posteriores al fin del conflicto bélico, y firmadas por Luis Shelly Correa. La primera de ellas, está emitida un mes después, el mismo día de la firma del Tratado de Paz de París, el 22 de septiembre de 1898, y en la misma se comunican los días habilitados para el pago de haberes a los civiles que trabajaban en los distintos organismos oficiales de la Isla. La segunda, del 12 de octubre de 1898, da cuenta de que la Tesorería Central atenderá a la población colonial española tan sólo hasta el día 17 de octubre; fecha que coincide con la pactada para el cese de la soberanía española sobre la isla, en el citado Tratado de París. Quizás el ejemplo más clarificador del tiempo que Luis Shelly Correa y su familia permanecieron en Puerto Rico es el contenido de una carta que el mismo envió al Ministro de Guerra pidiéndole ayuda económica para repatriar a toda su familia; está firmada a 1 de enero de 1900, es decir casi dos años después de la cesión del país a EE.UU.

Nota en la Gaceta de Puerto Rico, firmada por Luís Shelly Correa, como Tesorero Central, un mes después de finalizar la guerra; 22 de septiembre de 1898.
Fuente:  Gaceta de Puerto-Rico. 24 de septiembre de 1898.     
Tesorería Central de Hacienda pública de la Isla de Puerto Rico

De orden del Ilmo. Sr. Secretario del Despacho de Hacienda y para general conocimiento se hace saber por medio del “Periódico oficial” que el pago de las atenciones civiles del presente mes, se hará en la forma y días que a continuación se expresa, y se continuarán efectuando los de Guerra y Marina, sin especial señalamiento.
Día 24- Secciones 6º y 4º -Gobernación y Hacienda
Día 26- Secciones 2º y 7º - Gracia y Justicia y Fomento
Día 27- Clases pasivas de la Península hasta Junio ultimo
Días 28 al 30- Clases pasivas de esta Isla.
Puerto Rico, 22 de Septiembre de 1898.- El Tesorero Central, Luis Shelly

Nota en la Gaceta de Puerto Rico, la última firmada por Luís Shelly Correa, como Tesorero Central, 12 de octubre de 1898.
Fuente:  Gaceta de Puerto-Rico. 14 de octubre de 1898.     
Tesorería Central de Hacienda pública de la Isla de Puerto Rico

De orden del Ilmo. Sr. Secretario del Despacho de Hacienda y para general conocimiento se hace saber por medio del “Periódico oficial” que este Centro satisfará hasta el 17 todas las atenciones de la Colonia devengadas, reconocidas y liquidadas hasta el día siguiente del actual, fecha designada por S. E. el Excmo. Gobernador General para el cese de la Soberanía de España sobre esta Isla.
Puerto Rico, Octubre 12 de 1898.- El Tesorero Central, Luis Shelly

Carta enviada por Luis Shelly Correa al Ministro de la Guerra pidiendo ayuda económica para la repatriación a España de toda su familia, dos años después de la cesión de Puerto Rico a EE.UU., 9 de enero de 1900.
Ver la transcripción
Ver en formato PDF
Fuente:  Elisabeth García Shelly.     
Carta enviada por Luis Shelly Correa al Ministro de la Guerra pidiendo ayuda económica para la repatriación a España de toda su familia, dos años después de la cesión de Puerto Rico a EE.UU., 9 de enero de 1900.
Transcripción

Excmo. Sr. Ministro de la Guerra
Excmo. Sr.


Luis Shelly y Correa, mayor de edad, casado, español residente en esta Isla y Oficial del extinguido Instituto de Voluntarios, según lo demuestran los documentos adjuntos, ante V.E, comparece y con el mayor respeto dice:

Que al cesar la soberanía de España se propuso continuar en esta Isla, por suponer que en ella podría seguir atendiendo a la subsistencia de su familia, y Dios es testigo de que he trabajado lo que no es decible por conseguirlo, siendo inútiles de algún tiempo a esta parte todos cuantos esfuerzos viene a tal fin realizando. Que por tal razón se ve en el duro trance de acudir cual pobre vergonzante a V.E. pidiendo no solo su compasión, sí que la protección que en caso parecido y muy recientemente ha dispensado a su compañero el 2º Teniente de Voluntarios D. José de Alarcón y Cañado concediéndole tanto a él como a su familia la repatriación por cuenta del estado. Que es inmenso el beneficio que concediéndolo puede hacer V.E pues el recurrente es un hombre joven y acostumbrado al Trabajo, que con un poco de protección, seguramente confía en ser útil a los suyos y a su Patria, pues es indudable que esta ha de enriquecerse con el auxilio colectivo de sus hijos fundado en el esfuerzo y energías de toda clase que estérilmente se perdían en estas sus desgraciadas colonias. Que por ser dudoso el derecho que pueda asistir al recurrente para gozar del beneficio de la repatriación oficial, salvo la consideración que por V.E. se le quiera dispensar, deber suyo es dejar en esta ocasión la molestia a un lado y suplicar a V.E. como encarecidamente lo hace, que a fin de cerciorarse de si esta solicitud no es una de las tantas que a tal objeto habrá recibido y si efectivamente existe algún merecimiento en el peticionario, se digne disponer informar las ultimes autoridades Españolas de esta Isla; que hablen los Generales del Ejercito Excmos. Sres. Don Manuel Macías. D. Ricardo Ortega y el de la Marina D. Eugenio Villarino, ellos dirán a V.E. el concepto que les merezco como Militar el Oficial de Voluntarios que no se embriscó (perdóneme V.E. la frase en mérito de la claridad con que expresa el concepto) así como en su carácter civil, el último Tesorero de la Hacienda española de esta Isla y si esto es poco, que lo haga igualmente el Excmo. Sr. Ministro de Estado emitiendo su juicio respecto del Casillón?? del Consulado de España en Puerto Rico, cuyos tres cargos últimamente ha desempeñado el recurrente.

Señor como antes se ha consignado se trata de un pobre vergonzante que acude a la caridad oficial con pena y no sin sonrojo, pidiéndole que se le lleve a su Patria, librándoles de la desesperación en que aquí viven. Si esto es vida ¿Dejará V.E. con la mano estirada el exponente, su mujer y sus hijos? Es imposible, confía en ello y espera vuestra superior resolución, haciendo votos para que sea favorable, en San Juan de Puerto Rico a nueve de Enero de mil novecientos.

Excmo. Sr. Ministro de la Guerra
Excmo. Sr.


Luis Shelly y Correa, mayor de edad, casado, español residente en esta Isla y Oficial del extinguido Instituto de Voluntarios, según lo demuestran los documentos adjuntos, ante V.E, comparece y con el mayor respeto dice:

Que al cesar la soberanía de España se propuso continuar en esta Isla, por suponer que en ella podría seguir atendiendo a la subsistencia de su familia, y Dios es testigo de que he trabajado lo que no es decible por conseguirlo, siendo inútiles de algún tiempo a esta parte todos cuantos esfuerzos viene a tal fin realizando. Que por tal razón se ve en el duro trance de acudir cual pobre vergonzante a V.E. pidiendo no solo su compasión, sí que la protección que en caso parecido y muy recientemente ha dispensado a su compañero el 2º Teniente de Voluntarios D. José de Alarcón y Cañado concediéndole tanto a él como a su familia la repatriación por cuenta del estado. Que es inmenso el beneficio que concediéndolo puede hacer V.E pues el recurrente es un hombre joven y acostumbrado al Trabajo, que con un poco de protección, seguramente confía en ser útil a los suyos y a su Patria, pues es indudable que esta ha de enriquecerse con el auxilio colectivo de sus hijos fundado en el esfuerzo y energías de toda clase que estérilmente se perdían en estas sus desgraciadas colonias. Que por ser dudoso el derecho que pueda asistir al recurrente para gozar del beneficio de la repatriación oficial, salvo la consideración que por V.E. se le quiera dispensar, deber suyo es dejar en esta ocasión la molestia a un lado y suplicar a V.E. como encarecidamente lo hace, que a fin de cerciorarse de si esta solicitud no es una de las tantas que a tal objeto habrá recibido y si efectivamente existe algún merecimiento en el peticionario, se digne disponer informar las ultimes autoridades Españolas de esta Isla; que hablen los Generales del Ejercito Excmos. Sres. Don Manuel Macías. D. Ricardo Ortega y el de la Marina D. Eugenio Villarino, ellos dirán a V.E. el concepto que les merezco como Militar el Oficial de Voluntarios que no se embriscó (perdóneme V.E. la frase en mérito de la claridad con que expresa el concepto) así como en su carácter civil, el último Tesorero de la Hacienda española de esta Isla y si esto es poco, que lo haga igualmente el Excmo. Sr. Ministro de Estado emitiendo su juicio respecto del Casillón?? del Consulado de España en Puerto Rico, cuyos tres cargos últimamente ha desempeñado el recurrente.

Señor como antes se ha consignado se trata de un pobre vergonzante que acude a la caridad oficial con pena y no sin sonrojo, pidiéndole que se le lleve a su Patria, librándoles de la desesperación en que aquí viven. Si esto es vida ¿Dejará V.E. con la mano estirada el exponente, su mujer y sus hijos? Es imposible, confía en ello y espera vuestra superior resolución, haciendo votos para que sea favorable, en San Juan de Puerto Rico a nueve de Enero de mil novecientos.

La mayoría de funcionarios españoles que servían en Puerto Rico regresaron a España. Algunos se reincorporaron a la Administración, otros fueron nombrados cesantes, y, en algunos casos, excedentes. En una Real Orden de 17 de enero de 1899, publicada en la Gaceta de Madrid, se dice que veintiséis funcionarios mantuvieron sus cargos en el nuevo gobierno estadounidense, tras jurar lealtad al mismo, y se explicita que dicha decisión conllevaba la renuncia voluntaria a la soberanía española, la anulación de los derechos adquiridos y la exclusión perenne de reincorporarse al servicio del Estado. Luis Shelly Correa no fue uno de ellos. Se ha localizado la declaración de nacionalidad española que realizó desde Puerto Rico siguiendo el protocolo marcado por las prescripciones del Artículo 9º del Tratado de Paz entre los EE.UU. y España.

Declaración de la nacionalidad española por parte de Luis Shelly Correa tras la firma del Tratado de Paz en Puerto Rico, entre EE.UU y España.
Ver en formato PDF
Fuente:  Elisabeth García Shelly, 10 octubre de 1899.     
DECLARACIÓN DE NACIONALIDAD
SEGUN PRESCRIPCIONES DEL ARTICULO IX DEL TRATADO DE PAZ
ENTRE LOS ESTADOS UNIDOS Y ESPAÑA


El infrascrito nacido en la Península Española y súbdito del Reino de España, residente en la Isla de Puerto Rico deseando conservar su fidelidad a la Corona de España según las prescripciones del Artículo 9º del Tratado de Paz entre los Estados Unidos y España por la presente declara lo que sigue:
Que su nombre y apellido son Luis Shelly Correa
Que tiene treinta y un años de edad, que es natural de Alicante, Provincia de Alicante, en la Península Española; que su profesión es de Empleado; que es Casado; que el nombre de su mujer es Manuela Soler Borges, que tiene dos legítimos hijos vivos; que los nombres de sus padres son
Padre: Tomás
Madre: Carolina
EN TESTIMONIO DE LO CUAL, yo el dicho Luis Shelly Correa firmo la presente en San Juan de P.R. el diez de octubre de 1899.

Resulta curioso que, habiendo optado por la nacionalidad española, fuese elegido como enumerador a cargo del gobierno estadounidense. Tan solo pasar a depender de EEUU, su Presidente pidió que se elaborase un censo, con todo tipo de información y en un plazo record, de toda la población portorriqueña. Para ello nombró como responsable al Teniente Coronel J.P. Sanger y a directores de zona que nombraron enumeradores locales para recoger la información. Luis Shelly Correa fue uno de ellos en la localidad de Humacao.

Enumeradores de Humacao. Luis Shelly Correa es el último de detrás a la derecha.
Fuente: Departamento de la Guerra. Informe sobre el censo de Puerto Rico, 1899, publicado en Washington en 1900.
Ampliar imagen

El expediente personal de Luis Shelly Correa, en el que se recogen los datos de su servicio en la administración española, llega hasta finales del año 1898, fecha de la cesión de Puerto Rico a EE.UU. A partir de dicha fecha, se inicia una etapa en la que resulta difícil seguir su vida y su actividad profesional, dado que solo se han podido localizar datos dispersos. Pese a la laguna informativa existente, es posible formular diversas suposiciones. Todas ellas señalan que Luis Shelly Correa abandonó Puerto Rico para instalarse en Argentina, mientras su mujer e hijos lo hacían en Barcelona y que, posteriormente, se reincorporó a la Administración de Hacienda de Huesca donde se instaló con su familia.

Su instalación en Argentina es muy probable que fuese motivada por su vinculación a distintos negocios comerciales. En el álbum de recuerdos familiares de su madre, Carolina Correa, hay recopilada la carta del restaurante del Hotel Buenos Aires de dicha ciuda, fechada el 26 de julio de 1898: Está enviada por alguno de sus hijos, quizás Carlos y/o Alfonso, dando a entender que al menos uno de ellos estaba en Argentina durante la guerra hispanoamericana de Puerto Rico. En el mencionado álbum materno hay, también, diversos billetes de pesos y centavos argentinos y su presencia puede que señale la relación comercial de los hermanos Shelly & Correa con dicho país. Es una posibilidad que se refuerza si se tiene en cuenta que la familia de la mujer de Luis Shelly, además de ser cofundadora de la Caja de Ahorros de Humacao, operaba comercialmente en Argentina. Uno de los billetes del álbum es de la provincia argentina de Córdoba y, curiosamente, en el Boletín Oficial de Argentina existe una noticia que le relaciona con Luis; en ella, se notifica la aceptación de una demanda que interpuso, como representante de Eduardo Abelló, en contra de la empresa del ferrocarril central de la ciudad de Córdoba, a causa de la demora en el transporte de muebles cargados en dos de los vagones de uno de sus trenes.

Menú del restaurante del Hotel Buenos Aires en la capital de Argentina.
Menú del restaurante del Hotel Buenos Aires en la capital de Argentina.
Billetes de pesos argentinos.
Billetes de pesos argentinos.
Billetes de pesos argentinos.
Billetes de pesos argentinos.


Fuente:   Álbum familiar de Carolina Correa Sotomayor.     

Nota de prensa que recoge la queja contra el Ferrocarril Central de Córdoba presentada por Luis Shelly Correa, en representación de Eduardo Abelló.
Fuente:  Boletín Oficial de la República Argentina. AÑO XVIII NÚM. 5096, 12 de Diciembre de 1910.     
Vista la queja que encabeza el presente expediente, iniciado por el Sr. Luis Shelly en representación del Sr. Eduardo Abello contra la Empresa del Ferrocarril Central Córdoba, a causa de demora en el transporte de una consignación de muebles cargados en dos vagones, correspondiente a carta de porte 24 de Rosario de la Frontera a Garita, y Resultando de las manifestaciones producidas con tal motivo: Que un vagón con los muebles de referencia se transportó con un exceso de 337 horas, y el restante con un exceso de 385 horas, pues se emplearon 511 y 55 horas, en vez de 174 horas que son las que acuerda el Art. 222 del Reglamento General de Ferrocarriles para la distancia de 687 kilómetros que es la existente entre la procedencia y el destino de la carga; y atento a lo informado precedentemente por la Inspección General de Tráfico y Tarifas.
Se resuelve: Declarar fundada la queja, debiendo la Empresa del Ferrocarril Central Córdoba, de acuerdo al Art. 225 del Reglamento citado, devolver al reclamante la parte del flete proporcional a la duración del retardo habido en el transporte de la consignación denunciada.
Comuníquese, etc., etc. A, Schtteidewind.

Por otro lado, es también posible que Luis Shelly Correa llegase a Argentina por motivos políticos. En el Puerto Rico colonial, frente los defensores de una identidad política propia e independiente de España, estaban los acérrimos defensores de la continuidad de la españolidad de la Isla. Los primeros comulgaban con el Partido Liberal Reformista, posteriormente, transformado en Partido Federal Reformista y, más adelante, en el Partido Autonomista Portorriqueño; los segundos, se agrupaban en el Partido Liberal Conservador, convertido en 1881 en el Partido Español sin Condiciones o Partido Incondicional Español; un partido que dominaba en todas las instituciones y organizaciones oficiales de la Isla y del que Luis Shelly Correa era miembro activo. Al parecer, estaba también relacionado con el partido del presidente argentino Roque Sáenz Peña, ganador de las elecciones en 1910 y miembro de Unión Nacional; ésta era una coalición política, creada para impulsar su candidatura, con ideas liberales conservadoras muy parecidas a las del PAN (Partido Autonomista Nacional), del que era miembro Sáenz Peña.

Finalmente, una tercera suposición deriva de la información contenida en el expediente 00044676 de la Subdirección General de los Archivos Estatales de España. En la misma consta que Luis Shelly Correa era masón de Puerto Rico y puede que ello fuese la causa que le condujo a irse a Argentina. En Puerto Rico, la masonería tiene una larga tradición, especialmente en las ciudades de San Juan, Ponce y Mayagüez y, probablemente, Luis contactó, en alguna de ellas, con los grupos masones. En 1885, se había creado en Mayagüez la Gran Logia Soberana de Puerto Rico, sus miembros pretendían lograr la máxima expresión humana en todos los campos, reconocían la existencia de un Ser Supremo, la igualdad de todos los seres humanos y la importancia de la libertad y las buenas costumbres. La masonería ha sido siempre una organización controvertida y objeto de debate y durante la mayor parte del siglo XIX, las logias masónicas fueron organizaciones perseguidas por el Gobierno español y por la Iglesia católica; el primero las veía gestoras de los movimientos de independencia y la segunda las consideraba un peligro en contra de los dogmas y doctrinas cristianas.

Hay otro dato significativo que apoya el hecho de que Luis Shelly Correa estaba en Argentina. El 24 de octubre de 1909 murió su madre, Carolina Correa Sotomayor, y en su esquela se explicita que Luis está ausente. Luis era muy apegado a la familia y resulta difícil pensar que no asistiera al entierro, a no ser que viviese o se encontrase fuera de España.

Así mismo, una tarjeta postal, escrita, en 1908, por Luis Shelly Correa, des de Santa Cruz de Tenerife, reafirma su vinculación con Argentina. En ella se despide de su mujer Manuela Soler Borges, antes de partir de viaje, especificando que volverá pronto y que es esperable que no vaya a ocurrirle nada. Su contenido hace pensar que está a punto de emprender una travesía larga. En aquellas fechas, la situación geográfica estratégica de Santa Cruz de Tenerife había convertido su puerto en un lugar de tránsito y fondeo de buques procedentes de Europa, con destino a Argentina y otros países de las Américas.

Postal enviada por Luis Shelly Correa a su mujer desde Santa Cruz de Tenerife, en 1908.
Ver la transcripción
Fuente:  Recuerdos familiares de Manuela Soler Borges.     
Postal enviada por Luis Shelly Correa a su mujer desde Santa Cruz de Tenerife, en 1908.
Transcripción

Sra. Doña Manuela Soler de Shelly, Santo Domingo 2 Gracia, Barcelona
9-6- 2008
Os envío un cariñoso abrazo de despedida vuestro amante.
Luis
Salimos esta noche. Hasta la vista. Será pronto
Tened Confianza en Dios

Sra. Doña Manuela Soler de Shelly, Santo Domingo 2 Gracia, Barcelona
9-6- 2008
Os envío un cariñoso abrazo de despedida vuestro amante.
Luis
Salimos esta noche. Hasta la vista. Será pronto
Tened Confianza en Dios

Pese a los muchos indicios que apuntan la relación de Luis Shelly Correa con Argentina, al partir de Puerto Rico, hay otros que señalan su relación con España.

El nombre de Luis Shelly Correa aparece en el Anuario Riera del año 1905 y en el del 1908. Dicho anuario es un índice-directorio, de ámbito nacional español, que reúne miles de datos referentes al comercio, la industria, las artes y los oficios, la propiedad urbana, la rústica y pecuaria, así como, información estadística, geográfica y descriptiva. En dos de los anuarios sale citado su nombre como representante de seguros, domiciliado en el primer piso de la calle Santo Domingo nº 2 de Barcelona. En ninguno de ellos se explicita una compañía de seguros en concreto, pero es probable su vinculación con La Equitativa; cabe recordar que, en aquellos años, su hermano menor, Ricardo, era inspector de dicha compañía, más tarde convertida en Minerva S.A., y en la que pasó a ser jefe de organización y producción, a nivel estatal.

Anuario Riera del año 1908 en el que se cita a Luis Shelly Correa como representante de seguros.
Fuente:  Anuario-Riera, nº 1, 1908.     

Puede que en algún momento, Luis Shelly Correa viviese en Madrid, ya que hay datos que señalan que estuvo censado en dicha ciudad. En una notificación del Boletín Oficial de la Provincia de Madrid, de 14 de junio de 1911, la Junta Provincial del Censo Electoral de Madrid le excluye del mismo por ausencia. Dicha notificación permite saber que estaba censado en el distrito de Hospicio. En 1902, en Madrid había 10 distritos: Centro, Hospicio, Chamberí, Buenavista, Congreso, Hospital, Inclusa, Latina, Palacio, y Universidad, actualmente, la capital está dividida en doce distritos. Hospicio era el distrito 2º y estaba constituido por los barrios de Apodaca, Bilbao, Campoamor, Colón, Góngora, Hernán Cortés, Jesús del Valle, San Apropio, San Pablo, Las Torres.

Censo electoral de Madrid, en el que se cita a Luis Shelly Correa como ausente.
Fuente:  Boletín Oficial de la Provincia de Madrid, Nº 140, 14 de junio de 1911.     

Unos nueve meses antes de su muerte, el nombre de Luis Shelly Correa aparece en diversas notas de la prensa española. Son de finales de marzo de 1914. Relatan su toma de posesión de la plaza de Oficial 2º, idéntica categoría que tenía al dejar Puerto Rico, en la Delegación de Hacienda de Huesca, para prestar servicios en la Sección de Intervención. Resulta extraño que ello no conste en su expediente oficial personal, ni tampoco conste una demanda previa de excedencia, ni una de reincorporación. Puede que al producirse su muerte tan próxima a su reincorporación, los papeles no llegasen a ser tramitados y archivados adecuadamente; algo posible pero difícil de que ocurriese. Es pensable, también, que el archivo que los contuviera fuera destruido por algún motivo como un incendio o la guerra civil española.

Es posible que la reincorporación de Luis Shelly Correa a la Administración de Hacienda fuera por influencia de su hermano Alfonso Shelly Correa, ambos estaban muy unidos y habían vivido múltiples vicisitudes coloniales. Alfonso, desde el año 1894, ocupaba diversas plazas como Delegado provincial de Hacienda y como Secretario del Tribunal Gubernativo de la Administración de Hacienda. La reincorporación de Luis, en 1914, sucede cuando era el Delegado provincial de Palencia. Es posible que, sabedor de la enfermedad y muerte eminente de Luis, presionase para su vuelta a España y su reincorporación para asegurar posteriores pagas de viudedad. Curiosamente una de las notas de prensa que indican el nombramiento de Luis se publicó en el Diario de Palencia.

Al mes de reincorporarse en Intervención de Hacienda de Huesca, Luis Shelly Correa, volvió a mostrar y desplegar sus inquietudes sociales y políticas. Prueba de ello es la noticia de prensa que informa de su participación, como vocal, en el Comité Provincial de Reivindicación de los Derechos de los Funcionarios de Hacienda. Un comité que daba respuesta a la petición del ministro Bugallal para enfocar reformas en este ámbito.

Nota sobre el nombramiento de Luis Shelly Correa como Oficial 2ª de Hacienda de Huesca.
Fuente:  El Día de Palencia. Núm. 7558, 12 de febrero de 1914.     
Ha sido nombrado Oficial de 2ª de la Intervención de Hacienda de Huesca, don Luis Shelly Correa, hermano del Delegado de Hacienda de esta provincia Don Alfonso Shelly.

Nota en la prensa local de la toma de posesión de Luis Shelly Corre en la Delegación de Hacienda de Huesca.
Fuente:  Diario de Huesca, 25 de marzo de 1914.     
DE HACIENDA

Toma de Posesión
Se ha posesionado de su cargo a oficial de segunda clase, vacante en esta Delegación por ascenso del señor Zabay, don Luis Shelly, que prestará sus servicios en Intervención.

Nota en la prensa local de y la licencia de Luis Shelly Corre para posesionarse en la Delegación de Hacienda de Huesca.
Fuente:  Diario de Huesca, 3 de marzo de 1914.     
Para posesionarse de su destino le ha sido concedida una licencia o prorroga de quince días, al oficial de segunda clase, don Luis Shelly y Correa.

Nota de prensa en la que Luis Shelly Correa aparece formando parte del Comité Provincial de Reivindicación de los Derechos de los Funcionarios de Hacienda.
Fuente:  Diario de Huesca, 25 de marzo de 1914.     
Los funcionarios de Hacienda

Por fin, parece que la clase de funcionarios de Hacienda, resignada como ningún otro organismo del Estado, ante las más enormes postraciones y desigualdades más crueles, ha encontrado un ministro que se preocupa de la nivelación por igual en la forma de prosperar el personal de su departamento.
Por un decreto recientemente publicado, quedó suprimido, para el ascenso de aquellos funcionarios el turno del favor o de la influencia; asimismo se declarada forzosa la jubilación a una edad determinada. En sus buenos propósitos, el señor Bugallal ha invitado a sus subordinados a que presenten las reformas que la colectividad sienta como más legítimas y justas. Para tal objeto se ha creado en Madrid una Junta central de empleados de Hacienda; este organismo es quien directamente expondrá al ministro las aspiraciones de la clase, formuladas por otras Juntas en cada una de las provincias constituidas.
Entre las varias reformas que constituyen el unánime deseo de los funcionarios de Hacienda, recordamos la supresión de las escalas intermedias, desaparición de la incompatibilidad y reconocimiento de los servicios prestados a la Hacienda en la categoría de aspirante. Todo ello viene a constituir necesidades muy lógicas y dignas de ser atendidas. No dudamos, que así ha de suceder, dados los nobles propósitos del ministro y lo espontáneo de su decidido apoyo a la honrada y laboriosa clase que acaudilla.
En la Delegación de Huesca ha quedado constituido el Comité provincial de funcionarios, en la forma siguiente: Presidente honorario, don José Gallostra; presidente efectivo, don Román Barrio; vicepresidente, don Julio Castro; secretario, don Federico Cía; tesorero, don Augusto González de Mena; vocales: don Modesto Fernández, don Emilio Sáez, don Luis Shelly y don José Atienza.

EL DIARIO DE HUESCA felicita a los empleados de hacienda de esta provincia, y les ofrece su apoyo incondicional y modesto para cuanto redunde en beneficio de la prosperidad de aquéllos.

Por la información contenida en el expediente oficial de Luis Shelly Correa, se sabe que padecía una importante dolencia hepática. Cuando estaba en Cuba ya había pedido una licencia por enfermedad y, en 1985, cuando ocupaba la plaza de Humacao, por la misma causa pidió otra licencia para regresar a la Península. Eran años en los que la población isleña sufría el azote de las enfermedades infecciosas, el hambre y la malnutrición; los sectores más acomodados quedaban mucho más resguardados de las múltiples infecciones pero, pese a ello, las condiciones generales de salubridad de las localidades y las condiciones climáticas, muy distintas a las peninsulares, repercutían, también, negativamente, sobre su salud.

En la petición de licencia, los facultativos D. Pablo Font y Don Joaquín Castany acreditaron que sufría una hepatitis crónica, rebelde a toda medicación y sostenida por el clima caluroso y húmedo de Humacao. En base a ello, la demanda de licencia, de febrero del año 1895, se formulaba exponiendo que: “encontrándose desde hace seis meses padeciendo de una inflamación del hígado propia de este cálido país y de la larga permanencia en el mismo, siendo estéril ya para su mejoramiento todo plan curativo seguido hasta la fecha, los Médicos de esta Ciudad le han indicado ser de imperiosa necesidad se traslade por algún tiempo a otro clima más frio y tome las aguas de Mondáriz recomendadas para su dolencia”.

En la solicitud de la licencia se argumentaba la trayectoria funcionarial de Luis Shelly Correa, indicando que, durante seis años y once meses ininterrumpidos, había servido en la Administración del Estado. Atendiendo al carácter grave de la enfermedad y a la urgencia de su curación la solicitud proponía que el Gobernador general de Puerto Rico le hiciera un anticipo de licencia y la cursara al Ministro de Ultramar de España por un periodo de seis meses. Ambas demandas le fueron concedidas, regresó a la Península a bordo del correo vapor Ciudad de Cádiz, estuvo en el balneario de Mondariz, regresando a Puerto Rico en el correo vapor León XIII.

Ubicado en Galicia, al sur de Pontevedra y junto al rio Tea, afluente del Miño, las aguas minerales del balneario de Mondariz, brotadas de la zona conocida como el Troncoso, habían sido declaradas de interés público dos décadas antes, en 1874. Sus características bicarbonatadas, sódicas, ferruginosas y alcalinas tenían fama de aliviar la hiperacidez estomacal y los problemas digestivos. La explotación sistemática de dichas aguas se inició con la construcción de una planta embotelladora de agua, siguiéndole la construcción de una casa de baños en 1880. Posteriormente, en 1889 se construyó el amplio complejo de lujo en el que estuvo convaleciente Luis Shelly Correa.

Comunicación de anticipo de dos meses de licencia por enfermedad a Luis Shelly Correa, 1895.
Ver la transcripción
Fuente:  PAREs. Portal de archivos españoles.     
Comunicación de anticipo de dos meses de licencia por enfermedad a Luis Shelly Correa, 1895.
Transcripción

Gobierno general de la Isla de Puerto Rico
Hacienda

Excmo. Sr.
Por acuerdo del 28 de febrero último se propone, a propuesta de la Intendencia General y previo el oportuno expediente que concedió este Gobierno General, anticipo de dos meses de licencia por enfermedad para la Península al oficial 3º Administrador de la Aduana de Humacao en esta Isla, Don Luis Shelly, que fue suspendido por haber sido trasladado a otro destino al Contador de aquella Dependencia, hasta que se posesionara el electo a dicho cargo, que se le llamó a sustituirle reglamentariamente lo que se verificó el 22 de abril pasado, según tuve el honor de participar a usted por separado.
En su virtud y confirmado el Sr. Shelly en la necesidad de la referida licencia, por acuerdo del 28 del mes pasado, se le rehabilitó en aquella formándose el oportuno expediente que en copia tengo el honor de elevar a las superiores manos de V. E. Lo que tengo el honor de participar a VE. Para la subsiguiente aprobación si V.E. se digna estimarla pertinente.
Dios que guarde a V. Excmo. A Puerto Rico Mayo 6 de 1895.

Gobierno general de la Isla de Puerto Rico
Hacienda

Excmo. Sr.
Por acuerdo del 28 de febrero último se propone, a propuesta de la Intendencia General y previo el oportuno expediente que concedió este Gobierno General, anticipo de dos meses de licencia por enfermedad para la Península al oficial 3º Administrador de la Aduana de Humacao en esta Isla, Don Luis Shelly, que fue suspendido por haber sido trasladado a otro destino al Contador de aquella Dependencia, hasta que se posesionara el electo a dicho cargo, que se le llamó a sustituirle reglamentariamente lo que se verificó el 22 de abril pasado, según tuve el honor de participar a usted por separado.
En su virtud y confirmado el Sr. Shelly en la necesidad de la referida licencia, por acuerdo del 28 del mes pasado, se le rehabilitó en aquella formándose el oportuno expediente que en copia tengo el honor de elevar a las superiores manos de V. E. Lo que tengo el honor de participar a VE. Para la subsiguiente aprobación si V.E. se digna estimarla pertinente.
Dios que guarde a V. Excmo. A Puerto Rico Mayo 6 de 1895.

Balneario de Mondariz en 1890. A la izquierda Hotel nº5 y nº6. Al fondo Hotel nº 4 y nº3. Abajo hospedaje, balneario y cochera-almacén. En el centro, comedor, salón y sala de juegos.
Fuente: Panoramio.com
Ampliar imagen

Los primeros días de enero de 1915, la prensa escrita de Huesca resaltó, en una breve nota, la gravedad de la enfermedad de Luis Shelly Correa. Dos días más tarde, el 8 de enero, el registro civil publicaba su defunción.

Por el contenido de otra noticia aparecida en la prensa, se conoce que, antes de su muerte, su familia vivía o estaba en Huesca desconociéndose cuanto tiempo. A su muerte, su mujer, Manuela Soler Borges, decidió marchar hacia Barcelona para establecerse de nuevo en dicha ciudad.

Luis Shelly Correa, abuelo paterno de Mami, murió el 8 de enero de 1915. Tenía 47 años. Su funeral tuvo lugar en la catedral de Huesca y fue enterrado en el cementerio de dicha ciudad. Hacia 23 años que se había casado en Humacao con Manuela Soler Borges. Un matrimonio del que nacieron cuatro hijos: Luis, Carlos, Josefina y Montserrat.

Nota en la prensa local de Huesca sobre la enfermedad de Luis Shelly Correa.
Fuente:  Diario de Huesca, 6 de enero de 1915.     
Encuéntrase enfermo de bastante gravedad el muy digno oficial segundo de la Intervención de Hacienda de esta provincia Luis Shelly.
De todas veras deseamos una pronta mejoría en su gravedad.

Nota en la prensa local de Huesca sobre la defunción de Luis Shelly Correa.
Fuente:  Diario de Huesca, 8 de enero de 1915.     
Registro civil

Nacimientos: Emiliano………………………………
Defunciones: Don Rudensino…………………….. y don Luis Shelly

Necrología sobre Luis Shelly Correa.
Fuente:  Recuerdos familiares de Manuela Soler Borges.     
LETRAS DE LUTO

Fuente: Diario de Huesca, 1 de agosto de 1915
En la madrugada de ayer dejó de existir en esta ciudad el distinguido y muy competente oficial segundo de la Intervención de Hacienda de esta provincia don Luis Shelly.
La muerte de tan probo funcionario público ha causado gran sentimiento entre las muchas personas que al tratarle tuvieron ocasión para apreciar sus dotes de caballerosidad y simpatía.
Hoy, a las diez, se verificarán los funerales en la parroquia de la Catedral, y acto seguido la conducción del cadáver.
A la desconsolada viuda del finado, hijos y hermano el respetable Delegado de Hacienda de Palencia, llegado a esta población con tan doloroso motivo, enviamos la expresión de nuestro pésame más sincero.

Necrología sobre Luis Shelly Correa.
Fuente:  Recuerdos familiares de Manuela Soler Borges.     
NECROLOGIA

Falleció víctima de rápida enfermedad, en la madrugada de ayer, el muy inteligente oficial primero de esta intervención de Hacienda D. Luis Shelly.
Persona muy distinguida y caballerosa, de gran cultura que caracterizaba su laboriosidad, habíase captado en los siete u ocho meses de residencia en Huesca la consideración y el respeto de cuantos le trataron.
Entre sus compañeros y amigos ha causado triste impresión tal desgracia, recibiendo su distinguida familia las manifestaciones más expresivas de pesar, entre las cuales puede contar la nuestra más afectuosa.
Hoy por la mañana, a las diez tendrán lugar en la iglesia de la Catedral los funerales y conducción del cadáver al cementerio.

Cementerio de Las Mártires en Huesca en el que está enterrado Luis Shelly Correa.
Fuente: Diario de Alto Aragón, octubre de 2014.
Ampliar imagen

Nota de prensa de agradecimiento de la familia de Luis Shelly Correa por el afecto recibido tras su muerte.
Fuente:  Recuerdos familiares de Manuela Soler Borges.     
La distinguida familia del oficial primero de esta Intervención de Hacienda D. Luis Shelly, fallecido hace pocos días, ha recibido numerosas pruebas de consideración y afecto que le granjearon su afable y exquisito trato.
Hoy por la mañana sale en dirección a Barcelona, donde se propone fijar su residencia, y cumplimos el encargo de despedirnos en su nombre de los muchos amigos que aquí dejan.

Escrito por Rosa María Pujol Vilallonga
Espero que os haya gustado. No os perdáis el siguiente CAPÍTULO...
Agradecimientos de este Capítulo (7)


En este capítulo es imprescindible mencionar a Juan Fernández Basanta, descendiente de la familia Borges & Soler, por sus aportaciones desinteresadas al tema genealógico familiar, y por su disposición a ayudarme.
Mi agradecimiento, total a Carmen Shelly Larraondo, descendiente de Luis Shelly Soler, por su interés, ilusión y colaboración total.
Agradezco, así mismo, a Elisabeth García Shelly, descendiente de Carlos Shelly Soler, quien desde México ha realizado diversas aportaciones documentales.


Compartir:  
EN ESTE CAPÍTULO:
Los Shelly Soler

CAPÍTULO ANTERIOR:
Los Shelly Correa

CAPÍTULO INICIAL:
Origen irlandés de la rama familiar Shelly

Añade aqui tu comentario sobre Luís Shelly Correa
Usar el email: info@shelly.es, para facilitar cualquier información adicional. Gracias